domingo, 4 de enero de 2009

Ideas bàsicas de Samuel Huntington.

El legado de Huntington

Fernando Rospigliosi (Analista polìtico)

El 24 de diciembre murió Samuel P. Huntington, uno de los más destacados cientistas políticos de nuestro tiempo y probablemente el más influyente del último medio siglo. Sus ideas seguirán inspirando políticas y, por supuesto, suscitando debates.

En 1957, a los treinta años, Huntington publicó su primer gran libro, El Soldado y el Estado. Teoría y política de las relaciones cívico – militares. Allí sostiene que “el aspecto esencial y primordial de cualquier sistema de control civil es la minimización del poder militar. El control civil objetivo logra esa reducción profesionalizando a los militares, haciéndolos políticamente estériles y neutrales.”

CON Y SIN GOBIERNO

En 1968, Huntington publicó un libro extraordinario, El orden político en las sociedades en cambio. El texto analiza los países del tercer mundo y las causas de los problemas que generan inestabilidad, desorden y atraso.

La clasificación más importante de los países, dice Huntington, no es que sean capitalistas o comunistas, democracias o dictaduras, sino países que tienen gobierno y países que no tienen gobierno:

“La diferencia política más importante entre los países se refiere, no a su forma de gobierno, sino al grado de gobierno con que cuentan”.

Las causas de la inestabilidad y el desorden, de la falta de gobierno en América Latina, África y Asia son la modernización social y económica, que quebrantan las antiguas pautas de autoridad, destruyen las instituciones políticas tradicionales y no las reemplazan con otras.

La urbanización, la educación, la industrialización, la expansión de los medios de comunicación “amplían la conciencia política, multiplican sus demandas, ensanchan su participación. (…) Los ritmos de movilización social y el auge de la participación política son elevados; los de organización e institucionalización políticas, bajos. El resultado es la inestabilidad y el desorden. El principal problema de la política es el atraso en el desarrollo de las instituciones políticas que deben respaldar los cambios económicos y sociales”.

En suma, la tesis de Huntington es que la organización y la institucionalización son la “base de la estabilidad política”.

GOBERNABILIDAD

En 1975 se publicó La Crisis de la Democracia. Reporte sobre la Gobernabilidad de las democracias de la Comisión Trilateral, un texto de Samuel Huntington, Michel Crozier (francés) y Joji Watanuki (japonés) que tendría perdurable influencia en el pensamiento político posterior.

La idea básica es que existe una sobrecarga de demandas que los gobiernos no pueden atender y eso produce ingobernabilidad.

FRONTERAS SANGRIENTAS

En 1991, Huntington escribió otro libro notable, La tercera ola. La democratización a finales del siglo XX. Y poco después, en 1993, luego del derrumbe del comunismo, un artículo premonitorio, “El choque de civilizaciones”, que luego desarrolló y convirtió en libro en 1996, El choque de civilizaciones y la reconfiguración del orden mundial.

La idea central es que “la dimensión fundamental y más peligrosa de la política global que está surgiendo, sería entre grupos de civilizaciones diferentes”.

Como siempre, Huntington tiene afirmaciones rotundas y provocadoras que suscitaron escándalos. La más llamativa: “las fronteras del Islam son sangrientas, y también lo son sus áreas y territorios internos”.

Las causas de la propensión de los musulmanes a la violencia, dice Huntington, son históricas, culturales, políticas, económicas y demográficas. Él le da mucha importancia a este último aspecto. El crecimiento poblacional y, sobre todo, la existencia de un gran número de jóvenes educados y sin empleo, es una de las condiciones de la violencia.

Por eso, pronostica, el envejecimiento de la población y el desarrollo económico podría reducir de manera importante la propensión musulmana a la violencia en la tercera década del siglo XXI.

La conclusión del libro es que “en la época que está surgiendo, los choques de civilizaciones son la mayor amenaza para la paz mundial, y un orden internacional basado en las civilizaciones es la protección más segura contra la guerra mundial”.

IDENTIDAD EN PELIGRO

El último gran libro de Huntington, ¿Quiénes somos? Los desafíos a la identidad nacional estadounidense (2004), hirió la susceptibilidad de los hispanos en los Estados Unidos.

La tesis de Huntington es que los EE.UU. no son simplemente un crisol de razas, un país de inmigrantes. Sostiene que la identidad norteamericana está definida por la cultura angloprotestante de los primeros inmigrantes del siglo XVII, que ha sido la columna vertebral alrededor de la cual se han ido integrando los diferentes grupos que hoy constituyen los EE.UU.

Pero esa identidad está hoy amenazada por la fuerte inmigración latinoamericana, sobre todo mexicana, que es reacia a integrarse.

Huntington combinó la profundidad del análisis, la sólida fundamentación de sus conclusiones asentada en datos de la realidad, con una exposición clara y directa. Su estilo y sus ideas marcarán la ciencia política por mucho tiempo.

Fuente: Diario La Repùblica. 04/01/09