domingo, 19 de diciembre de 2010

“Seres mágicos del Perú”, criaturas del imaginario popular peruano.

Fantásticas criaturas

Perú mágico. “Seres mágicos del Perú” nos recuerda a aquellas criaturas del imaginario popular peruano que trascienden el tiempo y la memoria a través de la tradición oral.

Por: Diana Gonzales Obando

Antes de la llegada de los españoles, los antiguos peruanos tenían un diálogo cotidiano con la tierra, el aire, el sol, el agua y los seres mágicos que los representaban para encontrar el equilibrio en la convivencia con la naturaleza. Estas criaturas permanecen en la memoria colectiva y han sido recopiladas en la publicación “Seres mágicos del Perú” (Editorial Malabares). Esta es una enciclopedia ilustrada que atraviesa la colosal diversidad de las criaturas que el imaginario popular peruano transmite de boca en boca y de generación en generación. A través del relato oral –que perdura ante el asombro y credibilidad de las ciencias y el paso del tiempo–, Javier Zapata, el compilador de estas mágicas criaturas, y el ilustrador Víctor Sanjinez han logrado consignar en esta enciclopedia seres de la costa, sierra y selva peruana tan diversos como el Amaru, el Tunche, el Mayantú, y otros de procedencia europea como gnomos, hadas, duendes, entre muchos otros. A continuación mencionamos algunos de ellos.

La Yara

En la selva peruana habita un hada de cabellera verde al igual que sus ojos, con la piel color madera y la parte inferior del cuerpo como una boa. Su nombre es Yara y seduce a los hombres solo para aparearse. Si llega a embarazarse nacerá de ella un ser con la pierna izquierda de una cabra o tigre conocido como Chullachaqui (chulla ‘solo’, chaqui ‘pie’), espíritu amazónico que se aparece bajo la forma de un amigo o familiar para confundir y perder al caminante.

Kajpamuiliti

Es un hombrecillo que anda desnudo por la espesura de la selva cuya única vestimenta es un tocado de plumas sobre la cabeza. Si se encuentran con uno le formulará la pregunta “¿a qué familia perteneces?” y la respuesta debe ser la correcta: “Koshichiniri”, de lo contrario partirá en dos el cuerpo del caminante. La única forma de salvar de la muerte es desnudándose porque este ser no soporta ver gente despojada de sus ropas, aunque él nunca vaya vestido.

Ichic ocllo

De cuerpo pequeño (crecen hasta 70 cm), estos seres malignos son regordetes, juguetones y burlones. Los Ichic ocllo tienen una larga y abundante cabellera blanca o dorada como el oro que peinan sobre las piedras mientras observan a la gente pasar. Viven en los riachuelos y puquios de Huaraz en los que tienen lujosos palacios a donde invitan con engaños a los niños que nunca más lograrán salir. Nace de su ombligo el arcoíris, no les gustan las mujeres embarazadas, enturbian las aguas y tiran piedras para amplificar el sonido de las cataratas.

Los Auquillos

Los duendes de la sierra, como el Apallimay o los duendes comunes, son seres que viven entre las piedras y cuevas, bajo las raíces de los árboles y dentro de la tierra, por su baja estatura pueden ser confundidos con enanos. Generalmente, tienen contacto con los humanos aunque no les guste su presencia por el ruido y la contaminación que producen. Uno de ellos es el Auquillo, con apariencia de anciano, conocido también como la materialización de los cerros o los antiguos gentiles. Si se enamora de una mujer, esta morirá en el acto, si ve a un hombre lo golpeará.

Los Muquis

Con la llegada de los españoles –y tras ellos la codicia por el oro–, los Muquis que custodiaban las minas se tornaron celosos y castigadores. Los mineros humanos deben pedir permiso al Muqui con un ritual de hojas de coca, cigarros, aguardiente y sacrificios de animales antes de ingresar a la mina. Si se es bueno el Muqui puede premiar al humano con oro, pero también puede matar al codicioso.

Los Oll-caihuas

Con cuerpo de humano extremadamente delgado y cabeza de perro o burro, los Oll-caihuas viven en las montañas de Cajamarca y son temidos por andar en grupo. Observan desde lo alto las fiestas en honor a los espíritus tutelares de los pobladores. Si percibe que no se tuvo la suficiente devoción ingresa en un estado de tristeza tan grande que llora y emite fuertes lamentos hasta causar huaicos que desaparecerán al pueblo entero. Los Oll-caihuas también morirán en el deslizamiento.

+ info

En la enciclopedia “Seres mágicos del Perú” se encuentra también la descripción, orígenes y espacios geográficos que ocupan actualmente personajes como los elfos, orcos, trolls, gigantes y ogros, todos de origen europeo, cuya naturaleza esquiva ayudó a que pasaran desapercibidos en las bodegas de los barcos de los conquistadores. Además, se ha investigado sobre la mágica presencia del cóndor andino, los gentiles, el imponente Señor de Sipán, el majestuoso Naylamp, el sagrado baile de las tijeras, la presencia de los pishtacos, la bruja Achiquee y la de Cachiche, Sarah Ellen –la vampiro–, el poder de los chamanes, curanderos y adivinos, y muchos más.

Fuente: Diario El Comercio, suplemento "El Dominical" (Perú). 19 de Diciembre del 2010.