domingo, 26 de diciembre de 2010

Historia del Cine Peruano, Amauta Films.

Recordando a Amauta Films

Hubo una época en la que el sueño de construir una industria cinematográfica en Perú no estuvo tan lejos. Ahora que la cuestionada Ley Pro Cine ha dividido lamentablemente a los cineastas peruanos y se busca modificarla para que los verdaderos beneficiados sean ellos y nos las grandes empresas, es bueno recordar los años de Amauta Films, que a fines de la década de los 30 se convirtió en la primera empresa cinematográfica nacional en realizar películas de manera constante, crear su pequeño star-system y ver al cine como una industria capaz de competir con el cine mexicano de entonces.

Entre 1937 y 1940 Amauta Films produjo 14 películas que podrían denominarse “costumbristas”, con personajes y escenarios extraídos de la Lima criolla de entonces, logrando ser éxitos. El Rímac, Barrios Altos o alguna hacienda eran los escenarios donde se desarrollaban historias de familias marcadas por la desgracia, enamoramientos o la búsqueda por salir de la pobreza, entre otros temas cotidianos, con influencia del cine melodramático mexicano.

La primera película fue “La Bailarina Loca”, dirigida por Ricardo Villarán, un director constante en estas producciones. Fue todo un éxito de taquilla.

Las películas de Amauta tomaban mucho del melodrama, pero también de la comedia. “De Doble filo”, trata sobre un joven limeño que recibe una millonaria herencia pero con la condición de que se case con una prima huancaína a quien no conoce. Sus prejuicios raciales hacen que rechace esta herencia y la aludida se entera del desplante, iniciándose una serie de enredos cómicos.

Valses, tangos, polkas o marineras eran la banda sonora de estas películas. En “El guapo del pueblo”, una muy joven Jesús Vásquez canta “El Plebeyo” de Felipe Pinglo (felizmente este fragmento sobrevive y se puede ver en Youtube).

A pesar de su popularidad, esta empresa tuvo que enfrentarse a la censura. “Barco sin rumbo” mostraba a un grupo de contrabandistas en el Callao, por lo cual fue vetada por la Junta Censora de Películas. Ricardo Bedoya, quien publicó investigaciones históricas sobre el cine peruano, considera a esta película como la más lograda de ese periodo.

Lamentablemente esta censura y sobre todo, la crisis producida al iniciarse la Segunda Guerra mundial, acabaron con la ilusión de crear una industria. El cine peruano entró en un periodo de silencio que terminaría con la irrupción de la Escuela de Cine del Cuzco, a fines de los años 50.

DATO

Las películas de Amauta también sirvieron de plataforma para actores que se harían muy famosos. Elvira Travesí, “la primera dama de la escena nacional”, debutó muy joven en la pantalla grande en “De carne somos” en 1938 y luego tuvo importantes roles en “Los conflictos de Cordero” y “Barco sin rumbo”. Alex Valle, el recordado hombre de la “santa paciencia” en “Risas y Salsa” actuó en “Tierra Linda” y protagonizó la comedia “Los conflictos de Cordero”.

Fuente: Diario La Primera (Perú). 26 de diciembre del 2010.

Recomendado:

Amauta Films: 70 años después I.

Amauta Films: 70 años después (II).

No hay comentarios: