lunes, 3 de enero de 2011

Historia del tráfico de esclavos angoleños al Brasil. La ascendencia angoleña de casi 100 millones de sudámericanos.

Reinos de Benguela, Angola y Kongo (Nación Bantú) 1754.
(Hacer click en la imagen para ampliar).

Angola y Brasil

Por: Isaac Bigio (Internacionalista)

Ambas repúblicas luso-hablantes están de celebraciones. La primera festeja el 35 aniversario de su independencia y la segunda el haber electo a su primera presidenta. En ambas naciones gobierna un Partido dos Trabalhadores, el mismo que tiene un origen y evolución similar (nacieron como pro marxistas y pro cubanos y hoy son socialdemócratas que promueven el mercado y la democracia multipartidaria).

La historia de ambas ex colonias portuguesas se haya entrelazada. Hoy la mitad de los casi 200 millones de brasileños desciende de esclavos, gran parte de ellos provenientes de Angola y de los Países Africanos de Lengua Oficial Portuguesa (PALOP).

Alencastro sostiene que la construcción y el poblamiento del Brasil se dieron en base a la destrucción y despoblamiento de Angola. Solamente en la fase final de la colonia (de 1701 a 1810) unos 2 millones de esclavos llegaron al Brasil, de los cuales la mayor parte zarpaban desde Angola.

A mediados del siglo XVIII la mayor parte del comercio negrero desde Angola era pagada con exportaciones brasileñas (como licores) y conducida por barcos brasileños (los portugueses llegaron a ser apenas el 15% de ellos). Muchos de los esclavos que salieron desde Angola luego eran comerciados hacia el Caribe y los virreinatos liderados por México, Bogotá, Lima y Buenos Aires. Cuando el imperio luso se trasladó al Brasil (1808-1822) los cariocas fueron quienes administraron Angola y el resto de colonias portuguesas.

Las mismas tropas holandeses que guerreaban contra Portugal por el control del noreste brasileño igualmente lo hacían por las posesiones angoleñas. Cuando en 1641-48 los neerlandeses capturaron Luanda, fue la aristocracia carioca, la cual fue tan afectada cuando de esta manera se paraba la llegada de esclavos que usaba para sus plantaciones y para intercambiarlos por plata hispano-americana, quien se encargó enteramente de organizar, financiar y liderar la "reconquista" portuguesa de Angola. Varios de los gobernadores de Angola partieron desde el Brasil.

Angola, es luego del Brasil, y posiblemente por encima de Portugal, el país que tiene más hablantes nativos del portugués. Hay más mozambiqueños que angoleños, pero los primeros usan más sus lenguas locales. De todos los 11 territorios africanos que tienen como lengua oficial al español o al portugués, Angola es el que tiene a la mayor población que hable o entienda al menos una lengua ibérica.

Angola ha jugado un rol muy importante en la historia iberoamericana. Entre los siglos XVI y XIX proveyó de multitud de esclavos a las Américas, al punto que hoy debe haber más americano con ascendencia angoleña que los 13 a 16 millones de angoleños. En el siglo XX Angola jugó un rol importante en producir la instalación de la república de Portugal y luego en la caída de la dictadura fascista que ésta tuvo entre 1926 y 1974.

Luego en su guerra civil de 1975-2002, la más prolongada del África, en la que murieron 500,000 personas y se desplazaron a otras 4 millones más, Cuba envió unos 50,000 soldados, la mayor fuerza de intervención hecha por un país latinoamericano en otro continente. La victoria de la alianza de Castro con el gobierno angoleño del MPLA repercutió en América Latina al ayudar a consolidar a Cuba y hacer que ésta luego ayude a la formación de nuevos gobiernos izquierdistas y una nueva diplomacia en su hemisferio.

Angola es hoy uno de los países africanos más ricos en oro negro y en diamantes. Entre el 2004 y 2007 fue creciendo con una tasa anual promedio de un 15%, una de las cifras más altas del mundo.

Fuente: Diario Correo (Perú). 13 de Noviembre del 2010.

Recomendado:

Historia de Angola. La influencia angoleña en América.