lunes, 11 de octubre de 2010

Portugal y las 3 repúblicas sucesivas: la de la inestabilidad (1910 a 1926), el "Estado Novo" (1926-74) de Salazar y la Revolución de los Claveles.

Portugal: 100 años del fin de la monarquía

Por: Isaac Bigio (Internacionalista)

Hoy hace un siglo cayó la monarquía que inició la actual globalización, la expansión del cristianismo y de las lenguas latinas desde el Amazonas hasta Japón y el comercio mundial de esclavos y del té, la misma que sirvió de escaleras para lo que luego España, Inglaterra y EE.UU. harían.

Los Braganza, que fueron depuestos el 5 de octubre del 1910, fueron la única casa real que gobernó imperios diferentes uno en el Viejo y otro en el Nuevo Mundo. El que rigieron en Brasil hasta el filo de 1890 fue el Estado más expansionista que tuvo Latinoamérica y también el mayor imperio que haya surgido en el hemisferio sur.

En el 2010 se celebran los 200 años de las primeras 5 repúblicas y 35 años de las últimas repúblicas de habla ibérica, así como el 100mo aniversario de la única república de la península ibérica (Portugal).

El 5 de octubre de 1910 Portugal puso fin a la primera monarquía que inició la expansión europea al resto de los océanos y al África negra. Hoy esta república que se proclamó al día siguiente es la única de las 4 entidades que componen a Iberia que elige democráticamente a su jefe de Estado. España es una monarquía, Andorra un principado y Gibraltar un enclave de la corona británica.

La revolución republicana portuguesa fue la primera que se dio en la década de los 1910 para deponer a la mayor parte de las casas imperiales europeas. Esta se dio protestando por las opulencias reales, el poder del clero y las concesiones territoriales hechas en el sur de África ante la Inglaterra aliada.

Portugal, además, tuvo 3 repúblicas sucesivas.

De 1910 a 1926 fue la primera, la misma que se caracterizó por su inestabilidad y por cambiar de presidente a un ritmo de 1 cada 2 años y de primer ministro al de 1 por cada 4 a 6 meses. Mientras la base social de los republicanos estaba en las ciudades, la mayoría de la población era rural y abierta a las tradiciones monarquistas y clericales, por lo que se dieron varias crisis y enfrentamientos armados.

La segunda fue el "Estado Novo" (1926-74) de Salazar que ocupó la mitad de su centenaria existencia y que devino en el tipo de fascismo que fue el más prolongado que tuvo el mundo como también el único que no quiso romper su alianza con Inglaterra (la alianza más antigua del mundo) para ligarse al Eje de Hitler y Mussolini.

La tercera es la actual que se dio tras que la Revolución de los Claveles de 1974 restableciese la democracia multipartidaria, diera paso a la independencia de todas las colonias y se afiliase a la Unión Europea.

Portugal se adelantó dos décadas a España en poner fin a su monarquía, una década en iniciar su tiranía fascista y menos de media década en restablecer elecciones.

Viendo cómo un levantamiento social acabó con Salazar, Franco decidió evitar éste restableciendo la corona y buscando que socialistas y comunistas aceptaran una monarquía constitucional.

Hasta 1975 Portugal fue la única república que tenía más habitantes en otro continente ultramarino que en el de donde se había formado. La Revolución de los Claveles de 1974 y las guerras de independencia de las 6 colonias portuguesas contribuyeron a generar el movimiento de más extensa movilización social y golpismos en la Europa de la Guerra Fría.


Fuente: Diario Correo (Perú). 11 de Octubre del 2010.

2 comentarios:

Juan dijo...

Hola Edye, muy buena entrada sobre Portugal. Pues sí, ahí, en el extremo suroccidental de Europa y de la península Ibérica, Portugal se ha ido haciendo su espacio en el mundo desde su fundación allá en el siglo XII. La dinastía que realmente creó ese mundo lusitano fue la de los Avís, aquella que se extinguió con el infante don Sebastián en 1580 al morir este muy niño intentando conquistar Marruecos en la batalla de Alcázarquivir. Felipe II de España conquistó Porutugal y se llegó a la última unión política de la península hasta 1640, en que los Braganza heredan ese imperio ya formado y ultramarino.
La I República me recuerda a la II de España en los años 30 del siglo XX: dos repúblicas burguesas ilustradas que fracasaron al sembrarse en dos países subdesarrollados social y económicamente, de ahí su fracaso y derivación en dos largas dictaduras terroríficas bajo las cuales se dieron las dos salidas del subdesarrollo y la entrada pòsterior en el club de los "primermundistas". Dos países junto a Grecia que encabezan con Irlanda el grupo de los PIGS (Portugal, Irlanda, Grecia y Spain) o sea, en inglés los CERDOS,
países muy afectados por la actual crisis y sin visos de salir proximamente de ella.
A ver si algún día puedes visitar la península Ibérica, tanto Madriod como Lisboa, que sin duda no te dejarán indiferente, sobre todo Portugal, país pequeño y aún muy desarrollado a pesar de sus recursos y cantidad de agua.
En mi blog tengo unas entradas sobre Portugal. Las puedes ver en la etiqueta de Países cercanos: Portugal.
Saludos Edye desde Madrid a Perú y enhorabuena por el Nobel a Vargas Llosa, que es un Nobel al Bicentenario y a nuestro idioma y a las dos orillas del Atlántico.
Juan Pedro.

EDDY W. ROMERO MEZA dijo...

Que gusto volver a leerte amigo mío. Gracias por los datos en torno a este interesante país (aquel que abrió el proceso de mundialización en el siglo XVI). Siempre me llamó la atención esa estrecha relación entre Portugal e Inglaterra. Alguno sugerirá acaso hasta de tutelaje británico. Por nuestras charlas en Lima, descubrí con asombro el poco interés de tus paisanos por el país luso. Curioso sin duda, dado la proximidad geográfica y el profundo vinculo histórico.

Sobre el nobel a Vargas Llosa, fue una gran sorpresa en Lima e imagino que en Madrid también. Revise la prensa española ese día y quede impresionado por la cobertura y primeras planas. Descubrí incluso como el diario El Mundo se refería a él como el “escritor español”. Lo único claro es que hoy Mario Vargas Llosa es tanto un escritor peruano, español, como universal.

Un fuerte abrazo querido amigo.