jueves, 14 de octubre de 2010

La esclavitud de blancos y negros. La complicidad de los reyezuelos africanos de la costa occidental.

ABOLICION DE LA ESCLAVITUD (1)

Por: Guillermo Giacosa (Periodista)


Esopo y Cervantes fueron esclavos, es bueno recordarlo en este 2004 Año de conmemoración de lucha contra la esclavitud y de su abolición. Esta forma de explotación, que aún subsiste solapadamente, merece más de una reflexión.

Solemos afirmar que la esclavitud es inhumana. Falso. La esclavitud es una de las pocas actividades exclusivamente humanas. Sólo nosotros la hemos practicado transformándola, en algunos casos, en el motor de la economía. También es falso creer que los blancos eran esclavistas y los negros esclavos. En el decurso de la historia hubo tantos esclavos blancos como negros. Los griegos, los árabes, los romanos y muchos otros pueblos tuvieron esclavos blancos y algunos blancos ilustres, como los mencionados al inicio, sufrieron esta condición. Hace apenas un siglo los diarios cubanos publicaban noticias como éstas: “Véndese un joven blanco, calesero de una o dos bestias, general cocinero y más que regular repostero, etc.”; “Blanca de cuatro meses de parida, sin un rasguño, ni una herida, de buena y abundante leche, sana y sin tacha, etc.”; “Una pareja de blanquitos, hermanos de 8 y 10 años, macho y hembra, propios para distraer niños de su edad. También una blanquita (vírgen) de 16 en la calle Cuervo, al 430, darán razón y precio” ; “Ha fugado de casa de su amo un blanco de mediana estatura, ojos azules y pelos colorados, sin zapatos, etc.”; “Se cambia un blanco limpio de tacha, por una volanta Ford y un perro”.

Los datos expuestos no reducen el horror del tráfico negrero que tuvo su auge entre los siglos XVII y XVIII pero, afirma Sebrelli: “El tráfico de negros fue legalizado por los gobernantes africanos y hasta el siglo XVII toda la vida social, política y económica del África occidental estaba organizada alrededor del mercado de esclavos: los jefes africanos realizaban verdaderos safaris en busca de congéneres que luego serían vendidos a los mercaderes europeos. Un capitán inglés cita las palabras de un rey africano: “Queremos tres cosas, pólvora, balas y aguardiente; ofrecemos tres cosas: hombres, mujeres y niños”.

Cuando en el siglo XIX los ingleses decidieron suspender el comercio de esclavos, quienes más se opusieron a esta medida fueron los reyezuelos africanos de la costa occidental. El rey de Dahomey (hoy Benin) implora a Inglaterra que le permita continuar con dicho comercio. Y son estos jefes tribales quienes negocian con los contrabandistas que pretenden burlar las disposiciones de la corona británica. La esclavitud durante esos siglos fue un crimen compartido en el cual los negros, sin duda, llevaron la peor parte.

Pero no todos los negros, muchos vivieron ricamente gracias a este tráfico infame. Cabe agregar que la esclavitud existió como institución en vastas zonas de África y que muchos de los negros traídos a América habían nacido esclavos en su propia tierra. El Islam, por su parte, condujo centenares de miles de negros en calidad de esclavos, hacia las regiones donde ellos ejercían control político, económico y religioso. Desde el siglo XVIII hasta el presente, 15 millones de negros han sido conducidos hacia el Maghreb (Argelia, Túnez, Marruecos). Arabia saudita abolió la esclavitud en 1962 y Mauritania en 1980.

Jardiel Poncela decía: “lo peor que hay en el mundo son los hombres y las mujeres”, yo agregaría negros o blancos, blancos o negros.

Fuente: Diario Perú 21, año 2004.
Recomendado:

1 comentario:

olga ducros dijo...

Hola, me encanto su comentario la verdad siempre me habia preguntado por que los negros an sido siempre tan estigmatisdos pero con su documentario me doy cuenta que la realidad es muy diferente a como la pinta jamas en la vida pense que un blanco hubiese sido esclavo su lectura me servira para poder dialogar con muchas otra personas gracias