domingo, 11 de julio de 2010

Historia paralela de España y Los Países Bajos (Holanda).

Hacer click en la imagen para ampliar

España vs. Holanda

Por: Isaac Bigio (Internacionalista)

La selección española de fútbol se volvió a clasificar por tercera vez consecutiva por 1 a 0. Por primera vez los íberos entran a una final y disputarán con Holanda quién será la octava nación en lograr tener el trofeo de la FIFA. En ningún otro previo mundial alguna de esas dos selecciones ha ganado la Copa y tampoco se han enfrentado entre ellos.

Alemania y Holanda son los dos vecinos que hablan una lengua germánica, mientras que quienes se enfrentarán contra ellos por el tercer y primer puesto son los hispanos de Uruguay y España.

Los choques futbolísticos entre países suelen traer a la memoria relaciones históricas.

Los hispánicos y los germanos estuvieron en lados opuestos durante el imperio romano. Los primeros fueron usados como tropas de choque contra los segundos, quienes (salvo algunas partes de las actuales Holanda y Alemania) se mantuvieron al margen del dominio de los césares.

Con la caída de Roma la península ibérica fue invadida y poblada por distintas tribus godas que provenían de las tierras germanas. Cuando los árabes conquistaron esa península los pirineos sirvieron de frontera entre la Hispania musulmana y el imperio franco-germano católico de Carlo Magno.

En el siglo XV España pasaría de ser el bastión mahometano de Europa a convertirse en el mayor pilar para la preservación y expansión del papado en todo el mundo. En el siglo XVI Carlos V fue el monarca castellano del Sacro Imperio Germánico (que incluía a las actuales Holanda, Bélgica, Luxemburgo y muchas partes de Alemania, Francia e Italia). El y su hijo Felipe II llegaron a ser los monarcas más poderosos del planeta, este último llegando a ser esposo de la reina inglesa y a dominar el grueso de las Américas y de lo que llegase a ser el imperio portugués.

Holanda llegó a ser conocida como los "países bajo españoles" desde mediados del siglo XVI hasta inicios del siglo XVIII, cuando ésta pasó a ser dominada por Austria.

Cuando Holanda inició la construcción de un imperio ultramarino chocó con los íberos, especialmente con Portugal, por el control de las Guayanas, Antillas, el nordeste brasileño y partes de África y Australasia.

Durante las dos guerras mundiales España se mantuvo neutral ante Alemania o ante la ocupación que sufrió Holanda, aunque la guerra civil española (1936-39) fue el laboratorio que usaron las tropas nazis para entrenarse.

Holanda tiene la ventaja de que juega en la que fuera su colonia (Sudáfrica) donde se habla mucho el afrikáner (un idioma derivado del suyo). Si España gana se convertiría, tras Uruguay, Brasil y Argentina, en el cuarto equipo iberoamericano en lograr el cetro mundial.

Fuente: Diario Correo (Perú). 10 de Julio del 2010.

2 comentarios:

Juan dijo...

Hola Eddye tienes un buen blog, lo has mejorado bastante, tanto en diseño como en más y mejores temas de entradas, y variadas e interesantes. Eso te hace tener en poco tiempo un crecimiento de lectores.
Del tema que expones tte diré que estoy contento por el triunfo en el Mundial. No se ve esto siempre y máxime tras varias décadas sin nada de nada. Te diré que me alegré este mes de mundial por las soberbias que se han ido al garete, como las chulñerías del Maradona o la prepotencia alemana. Está visto que esa gente no escarmienta no desde 1945.
Pues nada Edyye, saludos desde el tórrido verano madrileño.
Juan.

EDDY W. ROMERO MEZA dijo...

Que tal Juan Pedro, gracias por los halagos. España algo dividida por el debate en torno a la autonomía de Cataluña, hoy se une en la celebración (y el sentimiento de orgullo) por una gran selección (integrada por jugadores de todas las regiones de la península). Algunos opinan que su desempeño es una muestra de lo que España es como sociedad y todo su avance en las últimas décadas. Sé que eres crítico respecto a ello, pero no se puede soslayar los cambios positivos que vivió España desde el término de la dictadura. Política y sociedad confluyen a través del futbol y por ahora esta selección goza de todo el consenso del pueblo o “nación española”.

Nota: que admirable fue también Uruguay, un compromiso total del equipo y un gran espíritu. Todos, pero sobre todo me conmovió el talento y la entrega de Fucile, el “ruso” Pérez y el único “Diego” del mundial “Forlán”. Óscar W. Tabárez, por cierto un maestro y un caballero.

Saludos Juan Pedro, saludos a España.