domingo, 23 de mayo de 2010

Características del sistema político británico. Monarquía y Democracia en el Reino Unido.

Democracia "Made in Britain"

Por: Isaac Bigio (Internacionalista)

El Reino Unido reclama que es la única potencia que tiene una democracia que nunca ha sido ininterrumpida por ninguna guerra civil o golpe en más de 3 siglos. Esta estabilidad democrática se debe, en gran parte, a las propias restricciones que este país ha impuesto a la misma democracia.

Mientras en toda república hay una división de poderes y el jefe de Estado es electo, Gran Bretaña tiene una monarca, la misma que es la que más dura en el poder y es la más fuerte del mundo. Ella teóricamente puede remover al primer ministro británico o de cualquier otra de sus dependencias (tal como lo hizo en Australia en 1975).

A diferencia de todas las demás grandes "democracias", la Cámara Alta británica nunca ha sido electa y puede recortar las decisiones de la Cámara Baja que sí es electa, aunque de una forma que guillotina a las minorías y que permite que el ganador se quede con todo.

El Parlamento de esta nación consta de unos 650 miembros. Cada uno de ellos es electo solamente en uno de los 650 distintos distritos electorales de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. De esta forma quien triunfe, aunque sea por un porcentaje mínimo, usualmente termina amasando la mayoría absoluta. Por ejemplo, el laborismo, quien apenas sacó el 35% de los votos en los últimos comicios generales (2005), detenta el 55% del Parlamento. Los conservadores, pese a que quedaron a sólo 3 puntos de diferencia no llegaron ni al tercio de los escaños.

Este sistema está diseñado de tal forma de que es casi imposible quebrar el duopolio de dos partidos (rojos y azules se alternan en el poder desde la I post-Guerra Mundial). Los liberal-demócratas en 1983 sacaron su mejor votación, pero a pesar de obtener el 25.4% de los votos sólo consiguieron 23 bancadas (un 3% del Parlamento), mientras que los laboristas con dos puntos de ventaja casi le decuplicaron en curules (consiguieron 209 parlamentarios).

Nunca un Primer Ministro ha sacado siquiera 30,000 votos y éste es designado por el o la monarca en base a pedirle al líder del partido que haya conquistado más bancas para que le configure su gobierno. Gordon Brown ni siquiera llegó a ser el actual jefe de su partido o Primer Ministro mediante una sola consulta a nivel nacional.

Fuente: Diario Correo. 14 de Abril del 2010.

Recomendado:

Los Tory y Whig. La coalición conservadora-liberal británica.