lunes, 1 de marzo de 2010

La Guerra de las Malvinas y la actual tensión por las reservas petroleras.

ANÁLISIS. SOBERANÍA Y POLÍTICA

Malvinas: un combustible que enciende pugna centenaria

La pretensión británica de hacer exploraciones petrolíferas en las Malvinas trae a la memoria la infausta guerra que enfrentó a ambos países en 1982.

Por: Roger Zuzunaga Ruiz (Periodista)
Domingo 28 de Febrero del 2010

“Compatriotas, hemos recuperado, salvaguardando el honor nacional, sin rencores, pero con la firmeza que las circunstancias exigen, las islas Malvinas, que integran por legítimo derecho el patrimonio nacional”. El 2 de abril de 1982 un eufórico general Leopoldo Galtieri, quien entonces encabezaba la junta militar que gobernaba Argentina, anunciaba así, y de manera sorpresiva, que el archipiélago ocupado por los británicos en 1833 volvía a formar parte del territorio nacional.

Cinco mil soldados habían ocupado Puerto Stanley, la capital de las islas Malvinas. Así, la peor crisis política que enfrentaba la dictadura, salpicada por denuncias cada vez más frecuentes sobre desapariciones y serios problemas económicos, pasaba a segundo plano, desplazada por el sentir nacionalista de los argentinos, que veían reivindicado un histórico anhelo nacional. En adelante, por plazas y calles el único tema de conversación era las Malvinas y el orgullo que se sentía por los soldados que hicieron ondear la bandera del país en aquella tierra que reclamaban como suya. Incluso daba la sensación de que la adhesión popular al régimen empezaba a asemejarse a la que tuvo en 1976.

En el ámbito regional, Argentina recibió el apoyo de casi todos los países. Incluso Nicaragua ofreció tropas, Venezuela petróleo y el Perú aviones. Solo Chile, a través de su dictador Augusto Pinochet, se puso del lado de los británicos.

Pero no todo estaba dicho. Al otro lado del planeta, en el Reino Unido, la primera ministra del país, Margaret Thatcher, también acusaba el desgaste de su primera gestión. La Dama de Hierro vio en el asunto la oportunidad de ganar el terreno perdido con miras a las elecciones del siguiente año.

El primer triunfo de Thatcher se dio en el ámbito político: logró que el Consejo de Seguridad de la ONU declarara a Argentina país agresor y obtuvo el respaldo de EE.UU. y de la Comunidad Económica Europea.

La réplica militar sería el siguiente paso. Argentina los esperaría. “Si quieren venir, que vengan, les presentaremos batalla”, retó Galtieri.

EL PRINCIPIO DEL FIN

Uno de los primeros golpes contra las fuerzas argentinas se dio el 25 de abril, cuando un sanguinario represor, el marino Alfredo Astiz, se rindió a las tropas inglesas en las islas Georgias.

Pero el golpe más contundente vino el 2 de mayo. Aquel día, un torpedo británico hundió el crucero General Belgrano. Murieron unos 400 marinos argentinos.

“Tengo 400 argentinos muertos y, si es necesario, la Argentina está dispuesta a cuatro mil o cuarenta mil más”, manifestó Galtieri ese mismo día.

Pero la superioridad británica era abrumadora. Incluso el príncipe Andrés, quien ostenta el título de Duque de York, estuvo en el buque británico Invencible.

En los últimos días de combate, el 11 de junio, llegó al país el papa Juan Pablo II para hacer un llamado a la paz. Tres días después, el 14 de junio, unos 11 mil soldados argentinos se rindieron ante las fuerzas británicas. La guerra había terminado. Y también llegó el fin de la gestión de Galtieri al frente de la junta militar.

EXPLORACIÓN Y DECRETO

Han pasado 28 años de aquella infausta guerra y el tema de las Malvinas nuevamente causa fricciones entre argentinos y británicos. El escenario es distinto al de 1982. No hay una amenaza bélica en el horizonte. Esta vez el origen del entredicho es la pretensión británica de hacer exploraciones petrolíferas en el archipiélago. Argentina respondió a través de un decreto firmado por la presidenta Cristina Fernández, que obliga a todos los barcos que surcan aguas jurisdiccionales argentinas a solicitar un permiso de Buenos Aires para ir a las Malvinas.

En el plano político, la situación de ambos países sí es similar a la de aquella época. En Reino Unido, el primer ministro Gordon Brown, agobiado por los efectos de la crisis financiera internacional, no ha podido revertir su baja popularidad de cara a los comicios generales de junio de este año. Según una encuesta de diciembre del año pasado, solo 27% de los británicos votaría por el partido gobernante, mientras que 40% lo haría por los conservadores.

Y si de popularidad se trata, en Argentina la presidenta Cristina Fernández tiene un magro 20%, consecuencia del desgaste político tras denuncias de enriquecimiento ilícito de la mandataria y su esposo, el ex presidente Néstor Kirchner (el patrimonio de ambos se multiplicó por siete desde el 2003). En el plano económico, la inflación, que en el 2009 fue de 15%, no puede ser controlada y los analistas locales estiman que cerrará en 18% al final del 2010.

“El Gobierno Argentino ve en el conflicto desatado por el inicio de la prospección petrolífera en torno a las islas… la oportunidad de plantear como prioridad un tema de interés común a todas las fuerzas políticas y dejar en segundo plano las diferencias internas, en momentos en que la situación política del oficialismo se ha tornado difícil…”, escribió el analista político local Rosendo Fraga.

El embajador de Argentina en el Perú, Darío Alessandro, rechaza tajantemente ese razonamiento. “Argentina, de manera reiterada, plantea la discusión sobre el tema. El que ha producido una medida que ha modificado la situación ha sido el Reino Unido… Argentina ha tomado una medida legítima… Acá no hay motivos de orden político que precipiten la decisión. Eso es solo especulación política”, sentencia el diplomático.

El canciller argentino, Jorge Taiana, llevó el caso a la ONU para que este organismo inste al Reino Unido a discutir el tema de fondo: la soberanía de las Malvinas. “El caso se llevará a todas las instancias multilaterales que existan”, advirtió Alessandro.

LOS PERSONAJES

LEOPOLDO GALTIERI. EX DICTADOR ARGENTINO
Fue condenado y luego indultado

Ocupó el gobierno de facto de Argentina entre 1981 y 1982. Renunció tras la derrota en las Malvinas. En 1986 fue sentenciado a prisión y degradado. Fue indultado en 1990 por el entonces presidente Carlos Menem. En el 2002 se reabrió el procesos en su contra por la desaparición de menores y otros crímenes. Murió en el 2003 a causa de un paro cardíaco.

PRÍNCIPE ANDRÉS. DUQUE DE YORK
Representante de la corona británica

Nació el 19 de febrero de 1960. Es el tercer hijo de la reina Isabel II del Reino Unido y el príncipe Felipe y el cuarto en la sucesión al trono. En 1978 se alistó en la Marina Real Británica. Durante la Guerra de las Malvinas sirvió en el barco “HMS Invincible”, donde se de-sempeñó en misiones de combate como piloto de helicópteros. Ascendió al grado de Comandante hasta su baja el año 2001.

MARGARET THATCHER. EX PRIMERA MINISTRA BRITÁNICA
La revolución de la Dama de Hierro

Nació el 13 de octubre de 1925. Conocida como la Dama de Hierro, gobernó el Reino Unido entre 1979 y 1990. Llegó al poder con la promesa de invertir el declive económico de su país y reducir el papel del Estado en la economía. La izquierda la acusó de destruir el estado de bienestar en el país. El 1990 desistió de presentarse a una nueva reelección. Permanece retirada de la vida pública.

LAS CIFRAS

750
Argentinos y 255 británicos murieron durante los 74 días que duró la guerra de las Malvinas.

12.397
Argentinos se enfrentaron a 10.376 británicos.

11
Aviones, 24 helicópteros, 2 destructores, 2 fragatas, 1 buque contenedor y 4 naves de desembarco perdió Reino Unido. Argentina perdió 74 aviones, 17 helicópteros, 1 crucero, 2 guardacostas, 1 transporte, 1 submarino y 2 cargueros.

60
Mil millones de barriles de petróleo habría en las Malvinas, según la empresa Desire Petroleum.

EL DATO

Frontera marítima
Argentina reivindica que sus aguas territoriales se extienden más allá del archipiélago, hasta el borde de la plataforma continental submarina, a más de 2.000 kilómetros de distancia.

Fuente: Diario El Comercio. Domingo 28 de Febrero del 2010.

Recomendados:

Conflicto por las reserva petroleras en islas las Malvinas/Falkland.

El Perú en la Guerra de las Malvinas.