domingo, 17 de junio de 2007

Apoyo peruano a Argentina en la Guerra de las Malvinas. Fernando Belaúnde Terry.










Ex presidente fue recordado por su apoyo durante la Guerra de Las Malvinas hace 25 años

BUENOS AIRES [AGENCIAS/El COMERCIO]. El ex presidente Fernando Belaúnde Terry fue homenajeado ayer en Argentina en agradecimiento al apoyo brindado a ese país durante la Guerra de las Malvinas que libró con Gran Bretaña hace 25 años.

En la ceremonia desarrollada en la plaza Perú se develó un busto del fallecido mandatario hecho por el escultor peruano Raúl Efraín Franco Ochoa.

"Se ha cumplido 25 años de la Guerra de las Malvinas, en donde el presidente Belaúnde tuvo una iniciativa de paz importante que naufragó con el hundimiento del buque insignia argentino Belgrano. Posteriormente (Belaúnde) hizo una contribución a las Fuerzas Armadas Argentinas, demostrando ahí la solidaridad latinoamericana y del Perú", afirmó el canciller peruano, José Antonio García Belaúnde, quien presenció el acto.

Su homólogo argentino, Jorge Taiana, expresó "el eterno agradecimiento al pueblo del Perú por su incondicional apoyo en la causa Malvinas".

Un poco de historia

Fue una madrugada de mayo de 1982 cuando 10 capitanes y mayores de los escuadrones 611 y 612 de la Fuerza Aérea del Perú (FAP) salieron de La Joya (Arequipa) hacia la base argentina de Tandil, al este de Buenos Aires, para cumplir las órdenes emanadas desde el alto mando de la FAP.

Era una operación militar secreta y, por ello mismo, ni siquiera las esposas o las novias de los pilotos peruanos se enteraron de que ellos volarían hacia Argentina llevando 10 aviones de combate Mirage M5-P para participar, si las condiciones lo exigían, en la guerra por las islas Malvinas.

La Fuerza Aérea Argentina, a través de los canales políticos correspondientes, había solicitado apoyo a su similar peruana, pues requería de aeronaves de combate de alta performance para hacer frente a la armada real inglesa que llegaba escoltada por los famosos Harrier, aviones de despegue y aterrizaje vertical, que por entonces eran las más modernas y poderosas máquinas aladas que surcaban los aires.

Argentina tenía problemas con sus aviones de combate porque no estaban preparados para desplazarse hasta las islas Malvinas, atacar los objetivos en el mar y retornar a sus bases. No obstante --como recuerda el general FAP Aurelio Crovetto Yáñez-- "los pilotos argentinos se sobrepusieron a las circunstancias adversas e hicieron blanco en varios buques ingleses: cumplieron una excelente y admirable labor".

Pero el Perú no solo se preocupó en enviar 10 aviones de combate a Argentina. El alto mando de la FAP también ordenó al Comando de Materiales entregar toda la logística necesaria para las operaciones de las naves e, incluso, equipos de defensa aérea. En aquella ocasión --recuerda un oficial-- le dimos alrededor de 30 misiles AS-30 aire-tierra, misiles antiaéreos y hasta compramos repuestos en Israel para aviones como si fueran para el Perú, pero terminaron en Argentina.

Alegría en Argentina

En Tandil ( base aérea argentina ) hubo algarabía total cuando el escuadrón de cazas aterrizó. Estaba allí para recibir a los pilotos peruanos el mayor Crovetto, que ya tenía varios días en Argentina trabajando en el Estado Mayor de la Guerra, junto con el coronel FAP Gonzalo Arenas y el mayor FAP Carlos Portillo.

Los pocos pilotos argentinos de Dagger que se hallaban en la base (los otros estaban combatiendo) se estrecharon en sincero abrazo con sus colegas peruanos. "Algunos estuvieron al borde de las lágrimas. Imagínese que a usted le llevan ayuda militar cuando más la necesita y en momentos cruciales. No era para menos", recordó Crovetto, quien más tarde se encargaría de dar instrucción a sus colegas argentinos.

Fuente: Diario El Comercio. Junio 2007.

2 comentarios:

henrywzp dijo...

HOla Amigo. Debo felicitar la inicativa que has tomado para difundir -a través de este blogg- los conocimientos y el juicio que tienes sobre nuestra realidad nacional. Te sugiero que añadas en tus bloggs amigos a sucesos historicos. Un abrazoa la distancia.
Henry

Eduardo Narrea dijo...

EDUARDO MAXIMILIANO NARREA HUAMANI :-El Perú es el único país en toda AMERICA con autoridad moral PARA HABLAR SOBRE LA GUERRA DE LA MALVINAS-, La doctrina de James Monroe ( 1823)" AMERICA PARA LOS AMERICANOS, EL CACIQUE DE LKOS ANDES " fue en esos días la doctrina más hablada pero se quedo en el lirismo, solo el Perú tuvo la valentía de apoyar con 10 aviones Mirage pertrechos de guerra y los famosos misiles que hicieron leña a la flota Británica, Margaret Tacher puso el grito en el cielo y exigió a Francia que les de el secreto de como desactivarlo porque estaban en colapso y al borde de perder la guerra caso contrario un submarino atómico lanzaría dos bombas atómicas sobre Argentina.