domingo, 25 de mayo de 2014

Sánchez Cerro y la persecución política contra el Apra.

"El Mocho" Sánchez Cerro y el trujillazo del año 1932

El 20 de febrero de 1931 estalló una sublevación en Arequipa que depuso al comandante Luis Miguel Sánchez Cerro, protagonista de los sucesos más turbulentos y sangrientos del primer tercio del siglo XX, agitados por la derrota electoral del Apra en 1931, la prisión de Víctor Raúl Haya de la Torre, la cruenta Revolución de Trujillo, que sofocó a sangre y fuego y su asesinato a balazos en el Campo de Marte. 

Ramón Machado

Sánchez Cerro nació en Piura el 12 de agosto de 1889 y fue asesinado en Lima el 30 de abril de 1933, cuando un militante aprista salió de entre la vociferante multitud que vitoreaba al mandatario, trepó el auto descapotado y le disparó a quemarropa por la espalda causándole la muerte 10 minutos después.

Sánchez Cerro se había sublevado en Arequipa el 22 de agosto de 1930 y depuso al presidente Augusto B. Leguía. Sin embargo, siete meses después se produjo una nueva insurrección en Arequipa, nombra presidente transitorio de la junta revolucionaria civil a David Samanez Ocampo. 

El 21 de agosto de 1922 vuelve a liderar otro pronunciamiento militar contra Leguía pero fracasa, resulta herido y es apresado y trasladado a la isla San Lorenzo en el Callao y separado del Ejército. Sin embargo, posteriormente es readmitido y en 1925 enviado en misión militar a Italia y Francia de donde retornó en 1929.

En febrero de 1930 asumió la Dirección de Infantería y es ascendido a teniente coronel.

Consumado el golpe de estado contra Leguía, el comandante llegó a Lima el 27 de agosto de 1930 hasta que depuesto en febrero de 1931, decidió participar en las elecciones presidenciales de ese año. 

Por aquel tiempo a principios de 1931 también regresó de su largo exilio de 8 años el líder aprista Víctor Raúl Haya de la Torre, quien en octubre de 1923, había sido apresado y recluido en el penal El Frontón, por el gobierno de Leguía. Haya se declaró en huelga de hambre y seis días después fue deportado a Panamá.

La crisis económica mundial generó gran descontento social y se produjeron protestas y disturbios en Talara, Cerro de Pasco y La Oroya. instigadas por agrupaciones izquierdistas y el Apra, produciéndose enfrentamientos con la policía y muertes de varios civiles.

En Lima los estudiantes toman la Universidad de San Marcos pero son duramente reprimidos y desalojados

En este ambiente cargado de violencia y posiciones irreconciliables, Samanez Ocampo, convocó a elecciones generales para la presidencia y representantes a la Asamblea Constituyente.

ELECCIONES DE 1931: HAYA PRESIDENTE MORAL
En las elecciones de octubre de 1931 se presentaron Sánchez Cerro por la Unión Revolucionaria, Haya de la Torre del Apra, fundada durante su exilio en Centroamérica y otros dos candidatos. El Jurado Nacional de Elecciones proclamó Presidente electo a Sánchez Cerro con 152,062 votos. Haya logró 106,007; De la Jara y Ureta, 21,921, y Osores, 19,653.

Sin embargo, los apristas denunciaron un fraude electoral y aseguraron que Haya de la Torre era el “Presidente moral del Perú”. La victoria de Sánchez Cerro abrió una brecha de odio en los militantes apristas que estaban convencidos del triunfo de su líder.

Los apristas iniciaron una violenta oposición al nuevo régimen y se desencadenó lo que Jorge Basadre, llamó “una de las páginas más abominables de la historia del Perú”.

EXPULSAN 22 CONGRESISTAS APRISTAS
La oposición de los apristas a Sánchez Cerro continuó en el recién instalado Congreso Constituyente, en las calles, fábricas y sindicatos y agrupaciones estudiantiles.

La denominada “cédula parlamentaria aprista” que lideraban Manuel Seoane, Carlos Manuel Cox, Luis Heysen y Luis Alberto Sánchez, iniciaron virulentos debates con el oficialismo en medio de gritos, amenazas e insultos, circulando incluso rumores de amenazas de muerte.

Sánchez Cerro inició su gobierno el 8 de diciembre de 1931 con amplia mayoría parlamentaria y el Congreso lo ascendió al grado de general de brigada, y promulgó la nueva Constitución el 9 de abril de 1933.

LEY DE EMERGENCIA: HAYA PRESO
El congreso sanchezcerrista expidió la “Ley de Emergencia” que otorgó al gobierno amplias facultades para reprimir, apresar y desterrar a los opositores en especial los apristas a los que denominaron “aprocomunistas”.

El Apra llamó al pueblo a levantarse contra Sánchez Cerro, pues además esa ley suprimía las garantías individuales, permitió la expulsión de 23 congresistas constituyentes, 22 de ellos apristas que fueron después perseguidos, expatriados y otros encarcelados. 

En marzo de 1932, Haya de la Torre fue detenido por el delito de “incitación a la acción revolucionaria” y tras un remedo de juicio fue encerrado en El Frontón y luego en el Panóptico. Otros militantes apristas se declararon en la clandestinidad. 

119 AÑOS DEL NACIMIENTO DEL LíDER
Haya de la Torre, el ideólogo 
El 22 de febrero de 1895 nació en Trujillo Víctor Raúl Haya de la Torre, uno de los ideólogos y políticos latinoamericanos más importantes del siglo XX. Fundador y líder indiscutible del Apra y del Partido Aprista Peruano, y figura trascendente del pensamiento político peruano junto con el ideólogo socialista José Carlos Mariátegui.

Haya de la Torre tuvo enorme gravitación y vigencia durante 60 años de azarosa vida política hasta su fallecimiento como presidente de la Asamblea Constituyente en 1979. 

La sencillez, la vida franciscana de Haya, no ha sido imitada por ninguno de los actuales y más notorios miembro de su partido, envueltos por el contrario, muchas veces, en bochornosos escándalos y acusaciones de corrupción o enriquecimiento. 

En la noche del 21 de febrero de 1933 estando preso en el antiguo presidio limeño El Panóptico, sobre cuyo terreno se levanta hoy el Hotel Sheraton, un grupo de militantes apristas recordando la proximidad de su cumpleaños, detonaron bombardas en el parque Neptuno cerca de su prisión, instaurándose desde entonces el Día de la Fraternidad aprista.

En 1924 viaja a Rusia y observa de cerca el proceso de la revolución soviética y también visita Alemania. Entre 1926 y 1927 estudia Economía en London School of Economics and Political Science y Antropología en la Universidad de Oxford, donde se desempeñó como profesor. 

ELECCIONES DE 1962
En 1962 Haya ganó las elecciones presidenciales por 557,073 votos mientras Fernando Belaunde Terry obtuvo 544,180 votos pero, las fuerzas armadas denunciaron un fraude inexistente y se anuló su llegada al poder. Sin duda, los trágicos y sangrientos sucesos de Trujillo le cerraron el paso a la presidencia de la República.

En 1976 el gobierno revolucionario de las Fuerzas Armadas anunció la convocatoria de una Asamblea Constituyente y elecciones en 1978. El Apra obtuvo la primera mayoría. Haya de la Torre fue elegido con la más alta votación y fue designado presidente de la Asamblea Constituyente. 

Luis Alberto Sánchez en su libro “Don Manuel” dice que “en la historia del pensamiento libre del Perú, las estaciones obligatorias se llaman Francisco Gonzales Vigil, Manuel González Prada, José Carlos Mariátegui y Víctor Raúl Haya de la Torre”.

Sánchez Cerro fue depuesto en febrero de 1931 y se formó una nueva junta de gobierno presidida por el teniente coronel Gustavo Jiménez en reemplazo de Samanez Ocampo. En 1914 participó en el golpe contra el presidente Guillermo Billinghurst, resultó con 5 heridas de bala y perdió 2 dedos de la mano derecha, de donde le vino el apodo de “El Mocho”.

En enero de 1919 Haya de la Torre fue figura importante en las luchas populares. En octubre de 1923 Leguía ordenó su arresto y destierro a Panamá y, en México fundó la Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA), el 7 de mayo de 1924 concebido como una opción política antioligárquica y antiimperialista. Pero, después pactó y se alió con los grupos políticos oligárquicos.

El 6 de marzo de 1932 Sánchez Cerro fue atacado a balazos en la iglesia de Miraflores y una bala le perforó un pulmón. El autor fue el aprista José Melgar Márquez. El 7 de mayo estalló un motín de marineros en buques de la armada que fue reprimido. Ocho marineros fueron fusilados en la isla San Lorenzo. Basadre, calificó estos sucesos como “una de las páginas más abominables de la historia del Perú”.

SÁNCHEZ CERRO ORDENÓ BOMBARDEO
La sublevación y masacre 
Diez meses antes del asesinato de Sánchez Cerro los apristas desataron una rebelión armada en Trujillo el 7 de julio de 1932. Militantes apristas armados de la hacienda Laredo liderados por el “Búfalo” Manuel Barreto, asaltaron el cuartel O’Donovan y secuestraron a varios oficiales del Ejército. 

El encarnizado enfrentamiento duró cuatro horas y en la acción falleció Barreto. Al final el cuartel fue tomado por los insurrectos y también se rindió la Prefectura y el cuartel general de la Guardia civil. El levantamiento se extendió por Salaverry, Chicama, Otuzco, Santiago de Chuco, Huamachuco, Cajabamba (Cajamarca), norte de Huaraz y otros poblados.

El 9 de julio el puerto de Salaverry fue recuperado por el Ejército. El 10 de julio Sánchez Cerro, envió tropas, aviones y dos submarinos y los cruceros Grau y Bolognesi que bombardearon Trujillo. Agustín Haya de la Torre, hermano del líder aprista, que asumió como prefecto del departamento huyó hacia Laredo.

ASESINARON 14 MILITARES 
Trujillo fue tomada casa por casa y antes de huir a la sierra, los apristas asesinaron a los oficiales y subalternos sargentos, cabos y soldados y policías que se hallaban prisioneros en el cuartel O’Donovan. 

En total fueron masacrados 14 militares entre oficiales, sargentos, cabos y soldados y unos 20 guardias civiles. Los cuerpos yacían unos, decapitados, seccionados, descuartizados y la sangre cubrían el suelo, y parte de las paredes. 

Al comandante Manuel Silva Cáceda, jefe de artillería del Ejército, después de muerto le extrajeron el corazón y le mutilaron los dedos para sacarle una sortija mientras que al capitán Villanueva le arrancaron los genitales. 

Los militares fusilaron también a 43 cabecillas y militantes apristas, delante de los muros de la ciudadela inca de Chan Chan, pero las cifras de muertos fueron por centenas. 

En Cajamarca se produjo el levantamiento del comandante Gustavo Jiménez quien se proclamó Jefe Supremo de la República, pero fue vencido por el ejército en Paiján y el 14 de marzo de 1933 se suicidó disparándose un tiro en la cabeza.

HOMICIDA TREPÓ EL AUTO CON UNA BROWNING CALIBRE 45
Disparó por la espalda al presidente

El día domingo 30 de abril de 1933, Sánchez Cerro se encontraba pasando revista a las tropas en el hipódromo de Santa Beatriz y cuando se retiraba, casi a la una de la tarde, repentinamente, salió de entre la multitud el joven de filiación aprista, Abelardo Mendoza Leiva, quien en segundos corrió hacia el vehículo presidencial, trepó el estribo, extrajo una Browning calibre 45 y disparó varios tiros contra el presidente quien cayó pesadamente hacia delante del automóvil en marcha. Sánchez cerro falleció 10 minutos después en el Hospital Italiano. 

El asesino fue capturado y desarmado por la seguridad de Sánchez Cerro y le dispararon en la cabeza. Otros balazos fueron al cuerpo e incluso fue lanceado por la escolta presidencial.

Basadre, dice que el homicida se apoyó con la mano izquierda sobre la capota y disparó varios tiros a quemarropa y por la espalda del presidente. 

Fuente. Diario La Primera. 24 de febrero del 2014.