martes, 17 de enero de 2012

Islas británicas, Gran Bretaña, Reino Unido e Inglaterra. Los separatismos de Irlanda, Escocia y Gales.

"Britania e Inglaterra"

Por: Isaac Bigio (Historiador)

En muchas personas se confunde lo que son las islas británicas, Gran Bretaña, Reino Unido e Inglaterra. Estos 4 conceptos no son sinónimos y comprender sus diferencias debe ayudar a entender a los separatismos de Irlanda, Escocia y Gales. Mientras el primero ha conseguido una independencia y el segundo va hacia una nueva, el tercero puede verse alentando por esa dinámica.

Las 2 mayores de las 6,000 islas británicas son Irlanda y Gran Bretaña. La primera está partida en 2 Estados (26 de sus 32 condados forman la república irlandesa y los 6 condados del noreste forman una provincia del Reino Unido). La segunda está dividida en 3 países que son parte del Reino Unido (Escocia que ocupa el tercio norte, Gales que es su península noroccidental e Inglaterra donde está la mayoría del territorio y viven más de 50 de los 60 millones de habitantes de dicha isla).

Las islas británicas estuvieron bajo el control de Londres cuando ésta llegó a ser desde el inicio del siglo XVIII al del comienzo del siglo XX la gran potencia ultramarina. La corona británica supo cooptar a los habitantes de esas islas para apuntalar su imperio colonial (que llegó a ser el mayor de la historia) y repoblar Norteamérica y Australasia.

Sin embargo, ésta no pudo anular diferencias históricas que le han ido afectando. Inglaterra es la parte de las islas británicas más cercana al continente y por ello ha sido la que más ha recibido la influencia de los romanos (que fundaron Londres), los germánicos (que trajeron lo que hoy es el idioma inglés) y los franceses (que construyeron los principales castillos ingleses en los 3 siglos que dominaron la isla desde 1066).

Sin embargo, en las márgenes del este y norte, los británicos mantuvieron la herencia lingüística y cultural de los pueblos celtas que habitaron originalmente en toda esa isla y parte de Europa. Gales es el país del mundo que tiene más castillos por kilómetro cuadrado evidenciando la militarización con la cual los franceses que dominaron Inglaterra los sometieron, en tanto que su lengua es la única de las celtas que mantiene cientos de miles de hablantes nativos. Si Gales es desde hace 8 siglos parte de la misma corona y sistema legal de Inglaterra y sus pueblos se conectan más con los adyacentes de Inglaterra que entre los mismos de Gales; Irlanda y Escocia, si bien han adoptado al inglés como su idioma y allí muy pocos hablan lenguas nativas, han mantenido mayor identidad cultural y legal.

Escocia conformó en 1707 el Reino Unido con Inglaterra aunque mantiene su propio sistema legal y educativo y hoy tiene un parlamento, además de un gobierno proindependencia. Irlanda fue el centro de la resistencia católica a la iglesia anglicana de la corona británica. Cuando se dio la revolución industrial, Irlanda proveyó de productos agrarios y mano de obra, mientras que su atraso y monocultivo de papas condujeron a una hambruna que mató a un millón de ellos en los 1840s.

Históricamente los irlandeses han visto a los británicos como sus colonizadores mientras que el Reino Unido logró mantener el control del noreste de la isla gracias a que allí los descendientes de británicos protestantes son mayoría. El status de dicha provincia se alteraría en caso de que Escocia votase por la independencia, en tanto que Gales, si bien mantendría su asociación con Inglaterra, podría demandar su propio parlamento (hoy tienen una asamblea y el mismo sistema legal y educativo de Inglaterra).

Fuente: Diario Correo (Perú). 15/01/12.