martes, 20 de diciembre de 2011

Historia de la colonización portuguesa en Asia: La India (Goa).

"Goa: 50 años"

Por: Isaac Bigio (Internacionalista)

Cuando Colón en 1492 llegó a las Américas él pensaba que había llegado a la India (la cual hace 5 siglos era percibida como una gran civilización con apreciadas riquezas y especias), por lo que a sus habitantes nativos denominó como indios (término que aún se mantiene).

Sin embargo, los ibéricos llegaron 6 años después a la verdadera India donde se mantuvieron medio milenio. Este episodio, que no es muy conocido, se acabó el 19 de diciembre de 1961 cuando la India se anexó Goa y todas las posesiones portuguesas que estaban sobre sus costas. Así se dio fin al Estado Portugués de la India, el único enclave cristiano y europeo en el subcontinente más poblado del mundo.

Los portugueses llegaron a la India 2 años antes de arribar al Brasil, donde nunca se toparon con grandes ciudades o estados. En el océano Índico y la India, en cambio, se confrontaron con civilizaciones más antiguas y hasta más avanzadas en varios rubros, compitiendo con los árabes y musulmanes.

En 1510 los lusos capturaron Goa, la cual convirtieron en la capital de todas sus posesiones en el Índico, el tercer mayor océano del mundo donde durante los siglos XVI y XVII su idioma sería la lengua franca comercial.

Goa es hoy uno de los estados más chicos de la India, pero en su momento fue el centro de la administración portuguesa de todo el oriente que incluía colonias en Mozambique y en la costa este africana, en los hoy riquísimos Omán y Bahréin, por todas las costas de la India (incluyendo Bombay/Mumbai, el hoy mayor centro financiero sudasiático), en la mayor parte de Sri Lanka y en partes de Indonesia, Malasia, China y Japón.

Goa estuvo en manos ibéricas una década antes de que los españoles conquistasen México y casi un cuarto de siglo antes de que subyugasen a los incas. Y se quedaron allí casi medio siglo después de que los ibéricos hubiesen sido echados de la América continental. En la India los portugueses no siguieron la estrategia española de querer destruir los imperios indios americanos, limitándose a crear enclaves donde se cristianizaba obligatoriamente a su población, pero que se centraban en comerciar antes que buscar conquistar a las avanzadas civilizaciones que le rodearon. El único intento de querer marchar sobre el interior fue en Sri Lanka donde acabaron siendo echados por una alianza de nativos con holandeses. Si bien Goa portuguesa capituló en menos de 2 días, en el Índico aún existen numerosos apellidos, bailes y herencias culturales ibéricas, siendo el catolicismo sudasiático su principal legado.

Fuente: Diario Correo (Perú). 18/12/11