viernes, 8 de mayo de 2009

El Sistema de Reserva Federal y la administraciòn Obama.


¿Qué es la Reserva Federal?

Guillermo Giacosa (Periodista)

El Sistema de Reserva Federal (FED) es el sistema bancario central de Estados Unidos. Es una entidad gubernamental, no dependiente del gobierno en ningún caso y con componentes privados, conformada por una Junta de Gobernadores, el Comité Federal de Mercado Abierto, 12 bancos de Reserva Federal regionales y algunos bancos privados. La Junta de Gobernadores del Sistema de Reserva Federal es una agencia gubernamental independiente; sin embargo, está sujeto a la Ley de Libertad de Información.

Como muchas de las agencias independientes, sus decisiones no tienen que ser aprobadas por el presidente o por alguna persona de la rama ejecutiva o legislativa del gobierno. La Junta de Gobernadores no recibe dinero del Congreso, y su mandato tiene una duración que abarca varios gobiernos y legislaturas. Una vez que el presidente designa a un miembro de la junta, este se hace independiente; sin embargo, puede ser destituido por el presidente según lo establecido en el código de EE.UU.

El Sistema de Reserva Federal fue creado el 23 de diciembre de 1913 por la Ley de Reserva Federal. Todos los bancos nacionales tuvieron que unirse al sistema. Los billetes de la Reserva Federal fueron creados para tener una oferta monetaria flexible. J.F. Kennedy pretendió cambiar esta estructura, y muchos suponen que su asesinato está emparentado con esta decisión. Que la hipótesis no se haya ventilado demasiado es, quizá, la mayor prueba de su validez y de la influencia de quienes no estaban interesados en que así ocurriera. No es difícil suponer que intentar minar el poder que la Reserva Federal representa va contra intereses que los mortales ni siquiera podemos imaginar.

Subrayo que es una entidad gubernamental “no dependiente del gobierno en ningún caso” y, además, que entre sus miembros hay bancos privados. Seguramente, en una sociedad como la estadounidense, la voz de estos últimos bancos debe resonar tan o más fuerte que la de los funcionarios oficiales.

No olvidemos tampoco que estos, en mayor o menor medida, han trabajado o trabajarán en el futuro para la banca privada y que la tendencia a asegurarse el porvenir es una tendencia natural en casi todas las especies vivas. Poco reprochable cuando no vulnera la ley, y peligrosísima cuando lo hace.

Cuando se tiene esta información, no resulta sorprendente que el presidente Obama, quien llegó a la Casa Blanca anunciando que el cambio era posible, haya tenido que confirmar en el manejo de la economía a las mismas personas que causaron o no previeron la debacle. No fue una mala decisión, fue una decisión inevitablemente mala. El republicano McCain dijo: “Hizo los mismos nombramientos que yo hubiera hecho”. Esa conducta indica que las opciones para superar la crisis no se permitirán tocar la estructura de poder existente, con lo cual es posible que, una vez resueltos los problemas actuales, estos reaparezcan con mayor virulencia, pues la causa que los provocaba seguirá intacta.

Fuente: Diario Perù 21. Jueves 07 de mayo del 2009.

No hay comentarios: