jueves, 30 de abril de 2009

Origen de la gripe porcina.

Imagen: El nuevo Herald

El virus de la codicia

César Lévano (Periodista)
cesar.levano@laprimeraperu.com

La gripe porcina ataca al mundo. Estados Unidos, con 65 casos, es el país con el mayor número de pacientes. México le sigue, con 26 casos (y 25 muertos, es decir, casi el total de contagiados, aunque hay otras cifras, y también 152 muertes sospechosas).

En Nueva Zelanda, Reino Unido, España se han dado casos aislados.

Así, lo que parecía sólo una epidemia: una enfermedad que se propaga por algún tiempo en un solo país, está a punto de convertirse en pandemia, o sea enfermedad epidémica que se extiende a varios países.

El mal es grave; pero casi tan grave como aquél es su origen. Como lo revela un informe que publicamos en esta edición, la sobreexplotación en granjas porcinas ha fomentado el virus.

La enorme concentración de cerdos (hasta seis mil por granja) crea, indican los especialistas, condiciones para una intensa mezcla de patógenos. El dato agrega que esa densidad junta también 75 mil pollos en una granja, con los riesgos consiguientes.

En la prensa mexicana se sitúa el origen en una filial de la transnacional Smithfield, en el estado mexicano de Veracruz. Es aquella una empresa que desoyó advertencias de científicos.

En el centro de las averiguaciones se sitúa el Pew Research Center (el Centro Pew de Investigaciones), cuyo nombre completo es Pew Research Center for the People and the Press (= para el público y la prensa). Es una entidad de prestigio mundial, cuyos estudios son acogidos por investigadores de diversos campos, sobre todo el periodístico.

Una comisión seleccionada por el Pew Research Center había alertado el año pasado sobre lo peligroso que era el hacinamiento de cerdos, que hacía posible la aparición de “nuevos virus por episodios de mutación o de recombinación que podrían generar virus más eficientes en la transmisión entre humanos”.

Esto es, precisamente, lo que ha ocurrido, según los organismos de salud internacionales.

Señala el informe que las transnacionales Smithfield (cerdos y vacunos) y Tyson (pollos) sabotearon la investigación.

Una vez más, la codicia se enfrentó a la vida humana. “Primero los dólares que la gente”, es lema tácito de eso que el Papa Juan XXIII llamó capitalismo salvaje.

Ironía cruel es que el país más castigado por el mal sea el de las transnacionales irresponsables: Estados Unidos. Tan seria es allí la situación, que el presidente Barack Obama ha pedido al Congreso un aumento presupuestario de 1,500 millones de dólares, a fin de combatir el peligro.

La afección exige más; exige una acción mundial concertada, en particular en América, sede de la tragedia.

La pandemia puede ser refrenada. Es necesario, por eso, no dejarse ganar por el pánico, mas es igualmente urgente una campaña de educación y difusión sanitaria. Los medios de comunicación tenemos allí una cita con el deber.

Fuente: Diario La Primera. Mièrcoles 29 de abril del 2009.

2 comentarios:

Alias José Merino Cueva dijo...

ola... me parece que seria bueno recordarle a la gente que lee tu blog que tomen precauciones, no sean tan confiadas. Usen pañuelos y mascarillas, lavense las manos.

Cierto, queria contarte que ya salio la nueva pelicula de Naruto Shippuden: BONDS.

http://solomael.blogspot.com/2009/04/naruto-shippuden-movie-2-bonds.html

EDDY W. ROMERO MEZA dijo...

El pánico colectivo que se vive en la comunidad internacional, impide apreciar el fenómeno en su real dimensión y las preguntas que se formulan son limitadas en su horizonte. Ciertamente deben tomarse muchas medidas ante esta epidemia (¿es propiamente una pandemia?), como el control de aeropuertos y también los puertos (léase marina mercante). Sin embargo se esquiva el asunto de la responsabilidad humana en el surgimiento de la gripe aviar y la actual gripe porcina. Además de que la coyuntura ha sido aprovechada por algunos políticos para soslayar otros temas de mucho interés público (en complicidad por supuesto con los medios de comunicación). Por ejemplo en México el Senado de la República está aprobando una iniciativa de ley para legalizar las drogas (tema que merecía un debate más ampio y bajo otro contexto).

Incluso según me pude enterar por el blog E-HUACHO, una de las leyes que se aprobaron el jueves 23 es la "ley de La Policía Federal" con la cual se le otorga a esta, entre otras cosas lo siguiente:

La utilización de agentes policiales sin uniforme en los casos en que lo amerite alguna investigación.

La intervención de las llamadas telefónicas.

La policía federal ahora podrá intervenir e incluso retener los correos electrónicos si así lo requiere.

Se les otorga toda la facilidad para solicitar a las empresas privadas información personal de sus clientes para los fines de su investigación.

Ciertamente vivimos la pandemia de la irresponsabilidad e indolencia.

Saludos.