domingo, 28 de octubre de 2012

El ascenso del emperador Constantino y el cristianismo como religión universal en Occidente.

Batalla del puente Milvio (28 de octubre del año 312) Constantino derrota a Majencio.

1700 años del triunfo cristiano en Roma

Por: Isaac Bigio (Historiador e internacionalista)

El 28 de octubre del año 312 es una fecha histórica que marca el inicio de la transformación del cristianismo, un culto perseguido o marginado en Roma, en la religión del entonces mayor imperio occidental.

En esa fecha se dio la batalla del puente Milvio en la cual Constantino derrota y mata a su rival Majencio para pasar de ser uno de los 4 jefes de una tetrarquía y devenir en el único emperador de Roma, a cuya capital entra triunfante al siguiente día.

Constantino gana dicha batalla, a la que había entrado con menos soldados, tras haber declarado que tuvo una visión de Cristo quien le habría dicho que le daría la victoria si adoptase como su símbolo el crismón (una P sobre una X, las mismas que son las dos letras iniciales de la palabra Cristo en griego), cosa que él hizo. Durante los 25 años de su reinado como emperador absoluto Constantino mantuvo inicialmente los cultos a los dioses del Olimpo y solo se habría bautizado poco antes de morir en el año 337 en Nicomedia (Izmit, Turquía), aunque luego sus sucesores promoverían el cristianismo que en el 380 sería proclamada por Teodosio I como la religión de Estado. Constantino apenas llegó al poder legalizó al cristianismo en el edicto de Milán del 313, impulsó la construcción de iglesias y fue adoptando varios códigos morales cristianos. Luego logró que el cristianismo rompa sus antiguas ataduras con el judaísmo (religión en la que siempre Jesús se mantuvo como un discípulo ortodoxo aunque renovador) para abrazar varios rituales nuevos, algunos provenientes de la teología de los grecorromanos o de Mitras. Fue él, pese a no estar aun bautizado, quien comisionó la depuración y selección de textos y evangelios que entrarían en la Biblia oficial y luego quien en el 325 capitaneó el concilio de Nicea que estructuró al catolicismo como una religión universal y oficial. Si Jesús en vida guardó todos los preceptos judíos (guardar el sábado como día sagrado y todas las fiestas hebraicas; no comer cerdo, mariscos, sangre o carne con leche; circuncidar a los varones; peregrinar a Jerusalén, etc.), la nueva religión adoptada por Roma y basada en el culto a Cristo y a la Trinidad se desprendía de ello, adoptaba el domingo y el calendario solar, los santos, el Papado y una serie de nuevas formas de culto que transformarían al catolicismo en la mayor religión europea y luego americana. Pese a que Constantino fue santificado él tuvo una vida no muy santa: persiguió varios cultos y mató a millares incluyendo a un hijo y a su esposa Fausta a quien hirvió. Su madre Helena, en su viaje a Palestina, construiría allí las 3 memorables iglesias que han sido tan masivamente visitadas: las del Santo Sepulcro, la del Monte Olivo y la de la Natividad.

Fuente: Diario Correo (Perú). 28 de octubre del 2012.

Recomendado:

Historia del papado. Orígenes del papado romano y la Iglesia en Oriente.