miércoles, 19 de septiembre de 2012

Violencia Política, Sendero Luminoso y la Banalidad del Mal.


El asesinato como arma política

Por: Antonio Zapata Velasco (Historiador) 

Los veinte años de la captura de Guzmán han motivado miles de notas aparecidas las últimas semanas en diversos medios. A su manera, razonan sobre un eje que unifica la reflexión sobre Sendero, la cuestión de la muerte. ¿Cómo una persona puede matar a sus semejantes por razones políticas? El sentido común indica que la causa de un asesinato es la ambición desmedida, o el odio, el resentimiento visceral. Ambas fórmulas han sido exploradas para entender a la cúpula de Sendero, usando el concepto de “narcoterrorismo” en el primer caso, y de “profeta del odio” en el segundo.

Pero, a mi juicio, ninguna parece la motivación principal de los líderes de SL, aquellos que comenzaron la guerra interna de 1980-1992. Lo suyo era político. El problema a explicar es, ¿qué tipo de persona puede matar para hacer avanzar sus posturas políticas?

Esa pregunta motivó un profundo análisis en la filosofía política, al terminar la II Guerra Mundial y descubrirse la magnitud del Holocausto. Entre otros pensadores, destacó una filósofa judía alemana, Hanna Arendt, quien elaboró el concepto de la banalidad del mal. Según su parecer, los males masivos del siglo XX no requieren de monstruos que beben sangre, sino de personas comunes y corrientes, ganadas por ideologías totalitarias o al servicio de este tipo de Estados.

Los males del siglo XX han sido limpiezas étnicas y masacres políticas, que han ocurrido en todos los continentes de manera masiva y a través de partidos o Estados. El terror ha sido parte de la construcción del Estado en el siglo XX, puesto que tanto fascismo como estalinismo habrían compartido una esencia común, la certeza absoluta de que su fórmula política era indispensable para salvar la civilización, amenazada por la otra parte de la humanidad.

Ese era el punto clave, las personas dispuestas a matar para imponer sus ideas, normalmente piensan que es moralmente aceptable porque se trata de un sacrificio menor para rescatar la historia trayendo el progreso al mundo entero. Los muertos de la guerra interna eran una “cuota de sangre”, en el pensamiento de Guzmán y le significaban una molestia que era necesario asumir para provocar el advenimiento del comunismo, que resumiría el desarrollo histórico de la humanidad conduciéndola a un milenio de felicidad.

Ante tanta grandeza ¿qué significan unos miles de muertos? Según Guzmán, podrían llegar al millón, pero igual era poco y necesario.

Arendt estudió al Estado totalitario en un libro célebre que lleva ese título, estableciendo la idea básica: los sirvientes del Estado totalitario son fanáticos de una idea política, que anuncia el mundo ideal del futuro a condición de aplastar a los supuestos enemigos del progreso. Así de simple. Ni monstruos ni malvados. Sólo fanáticos de una idea política, típica del siglo bárbaro que no terminamos de abandonar.

Comenzando los 1960, Israel raptó en Argentina a Adolfo Eichmann, uno de los organizadores del Holocausto, que había hallado refugio en el país del Plata, pero fue secuestrado, juzgado y condenado a muerte en Israel, por crímenes contra el pueblo judío. Arendt fue al juicio como corresponsal y sus impresiones las reunió en un libro, Eichmann en Jerusalén, que sintetiza sus conceptos.

Le pareció un hombre ordinario, un transportista, que habría podido movilizar mantequilla al mercado, pero que llevó seis millones de personas a los campos de la muerte, con la misma eficiencia germana que habría empleado en el otro caso. Era la confirmación de la banalidad del mal. Una persona simplona que organiza el genocidio al servicio de un Estado totalitario.

Arendt enseña que vencer al totalitarismo es una tarea política, implica convencer a la gente sobre las virtudes de la tolerancia y el diálogo. Pero, en el clima cultural peruano, teñido de racismo e intolerancia, no es extraño que las ideologías totalitarias se reproduzcan. Al contrario, es normal y habrá que remar contra la corriente en esta batalla por la cultura del mañana.

Fuente: Diario La República (Perú). 19 de septiembre del 2012.

6 comentarios:

ricardo garzia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ricardo garzia dijo...

En primer lugar, esta simpático tu blog, sobre todo lo que publicas respecto a: política, violencia, sendero luminoso, etc ya que son los temas que más me cogen

En segundo lugar, veo que no tienes casi nada o ningún comentario por la vista rápida que le di a tus publicaciones anteriores, en mi opinión sería mucho mejor que crearas la pagina pero en facebook, ya que por ese medio puedes llegar más a los jóvenes,

En tercer lugar por lo que dices, eres historiador, estamos bien, yo no lo soy, así que tu tienes mas derecho -alguna forma- de evaluar mi comentario que se referirá a tus 3 publicaciones anteriores:

-Violencia Política, Sendero Luminoso y la Banalidad del Mal.

-Sendero Luminoso y el Maoísmo como ideología base de Abimael Guzmán.

-La derrota de Sendero Luminoso y la reivindicación al GEIN.

En tu publicación de :-Violencia Política, Sendero Luminoso y la Banalidad del Mal, te haces preguntas como :¿qué tipo de persona puede matar para hacer avanzar sus posturas políticas?, ¿Cómo una persona puede matar a sus semejantes por razones políticas?, ¿qué significan unos miles de muertos?, en realidad me sorprende un poco ese tipo de preguntas ya que, para ser brevisisisimos, la historia está plagada de revoluciones sociales violentas, es muy largo hablar de ello como entenderás, quiero dejar en claro que yo no adoro a Abimael ni pertenezco a algún grupo político, pero si tengo que ser objetivo, muchos señalan que en la época del "terrorismo" SL mato a miles y miles de personas, asi es! y? es doloroso, pero la violencia es una necesidad histórica, verdad? creo que tu mejor que yo lo sabes muy bien que la violencia esta justifica (me refiero a violencia política, social, etc.. no me refiero a la violencia que desencadenan los típicos desadaptados de la U o la Alianza que matan personas porque su equipo no meten una pelota de jebe en el arco) digo que es una necesidad histórica si lo enfocas desde el enfoque marxista, sabemos muchos que la violencia muchas veces pare a otra nueva forma de sociedad, muchas personas (a mi parecer estrechas de “mente”) dicen: la violencia no está justificada!! Por ningún motivo! Al decir eso, desde ya me da la impresión que no se toman unos minutos al día en revisar la historia, te pondré ejemplos claros,

ricardo garzia dijo...

según el materialismo histórico la segunda formación económico social fue la esclavista, que fue producto de la descomposición de la formación comunista primitiva, como tú sabes, en la época esclavista (al igual que ahora) también existía un estado, existía el derecho, existía leyes, una …..”Constitución” digámoslo así que en el caso de ellos seria el código hamurabi, en fin, donde las clases dominantes protegían a los esclavizadores autorizándolos para ejecutar, castigar a los esclavos, dime….¿si los esclavos no se hubieran rebelado …..Seguiríamos en las épocas esclavistas? Los esclavos artos de su situación, mataron, saquearon, robaron,, etc, fíjate en la rebelión hecha por Espartaco,,LOS ESCLAVOS SE FUERON CONTRA LAS NORMAS DE LA EPOCA, fíjate en la época feudal, la revolución francesa, donde no fue una revolución hermosa del todo ah?, se sabe que hubieron hasta violaciones sexuales!, bueno, entre otras cosas como robos, saqueos, matanzas a curas a gente que “nada” tenía que ver, como tu sabrás, fue Luis XVI quien hizo su famoso documento: “DECLARACION DE LOS DERECHOS DEL HOMBRE Y DE LOS CIUDADANOS” ….porque lo hizo? ¿Fue porque un día se levanto de su cama el panzón este y decidió que los hombres eran libres por que se le antojo? ¿O FUE PORQUE TENÍA A UNA MASA ARDIENTE EN LAS AFUERAS DE SU PALACIO?........... ¿Qué hubiera pasado si los campesinos, Marat o Robespierre y esa sarta de revolucionarios artos de su situación no se hubieran levantado junto con el pueblo? Quizá viviríamos en monarquías y quizá tu y yo estaríamos sembrando papas en nuestra parcela para darle un 10% al terrateniente? Que piensas tu? Me parece bien que le hayan volado la cabeza a Luis XVI y a su esposa, por otro lado, ese documento de los “DERECHOS” repercutió acá en Perú en 1852, tu sabes porque....

ricardo garzia dijo...

Más adelante llego el buen capitalismo, que trae descontentos, etc etc, donde Marx propone una sociedad comunista confirmando que esta no tiene contradicciones ,etc, para ello, como crees tu que se pueda llegar al comunismo? Dándonos abacho y becho? NO! Sabes que hay una clase dominante que tiene leyes, etc etc y no da su brazo a torcer,¿ como cambiar un modelo económico donde hay muchos intereses de por medio? Pues a través de la violencia, muchos dicen: a través del twit! (ja)… ni con huelgas, ni con cacerolazos harás que las clases privilegiadas den su brazo a torcer, bueno en fin, lo que quiero decir, es que fíjate en este supuesto, ponte que estamos en el año 3000, donde vivamos en un sistema comunista, todos felices y contentos y te enteras que fue Gonzalo quien empezó la revolución en el año 2015(al igual de roberpierre o marat en Francia donde hubo muertos, etc etc etc) … como razonarías? Verías a la revolución justificable o injustificable? Lo hubieras visto como algo necesario? Agradezco a las masas esclavistas que se rebelaban ante sus patronos, porque gracias a ellos (y otros factores sociales) no vivimos en un sistema esclavista! ¿Cómo nació los sindicatos? Con besos? O con violencia?
¿Como antes se trabajaba 20, 18,14, y ahora 8 horas al día? Fue porque lo decidió el capitalista o a través de la protesta violenta? La historia me dice que si quiero lograr un objetivo donde tenga que hacer mella en los intereses de las clases poderosas tengo que usar primero todas las vías legales, pero como sé que no pasara nada (como lo dice la experiencia acá mismito en lima), recurro a la vía violenta, triste pero es cierta, que podemos hacer? Es la única forma de reformar si quiera….

ricardo garzia dijo...

En tu publicación de: -Sendero Luminoso y el Maoísmo como ideología base de Abimael Guzmán.
Leí ese libro hace mucho tiempo atrás, ese libro es uno de mis favoritos en lo que respecta a entender porque surge sendero…., me parece bien tu publicación, solo una parte que no estoy seguro que sea correcta:
“Guzmán transformó a sus seguidores en kamikazes que estaban dispuestos a matar y también a ser matados. Ahí residió su poder mortífero y su enorme capacidad destructiva, que causó 70.000 víctimas.”
Pues esto no es así, según el CVR (siento no poder darte la hoja exacta porque no lo recuerdo) causo, si 70,000 víctimas, de las cuales el 51% FUE CAUSADO POR SENDERO LUMINOSO!
Acuérdate que las campesinas cuando se les preguntaba ¿Quién te violo? ¿Quién mato a tu esposo? Ellas decían: hombres vestidos de policías… militares….
Además, para llegar a “70,000” muertes no fue por las victimas que contaron o encontraron, como tú sabes se uso un método matemático llamado “estimación múltiple de sistemas” para llegar a esa conclusión, es bien comodo siendo objetivos que tras usar un método asi digan que fue 70mil sabiendo que la muestra fue cerca de 25mil, en fin.

En tu publicación: La derrota de Sendero Luminoso y la reivindicación al GEIN. + Historia de la caída de Sendero Luminoso. La mirada desde la cúpula de sendero.
Quiero opinar que es triste que celebren “la caída” o “la derrota”, o que traten de sacar leyes negacionistas, ves como actúa las clases poderosas?
Yo creo que para acabar con esto ( MOVAEF) debe ser a través del debate de ideologías, no metiendo preso en quienes creen en Gonzalo, deben convencerlos que la lucha armada no es algo necesario (lo cual lo veo bien yuca si vemos la historia)……….espero tu comentario o corrección a mis comentarios

EDDY W. ROMERO MEZA dijo...

Hola Ricardo, gracias por el interés en el blog, este solo tiene dos intenciones: a) archivo de artículos periodísticos que leo, b) difundir información de interés entre el público en general. No pretendo interactuar demasiado, si esta fuera la intención escribiría artículos propios, pero pienso que soy mejor lector que escritor.

Sobre tus observaciones, quisiera decir sólo esto:

1) En la teoría política, la sociedad moderna ha delegado el “uso razonable de la violencia” al Estado. Si pretendiéramos justificar el uso libre de indiscriminado de la violencia, retornaríamos a las sociedades pre-modernas.

2) El Fascismo y el Comunismo, son formas modernas de pensamiento arcaico. Los nazis hablaban de “raza superior”, mientras los comunistas de “leyes históricas” (si lo notas ambos discursos denotan pensamiento de “destino”). Ambas corrientes son formas de devoción (pasión y radicalismo). Soy crítico de la religión, el Fascismo y Comunismo son formas de “Religión Civil”.

3)Me llamó la atención esta consideración tuya “ponte que estamos en el año 3000, donde vivamos en un sistema comunista, todos felices y contentos…” ¿existe un sistema político que haya logrado esto en la historia de la humanidad?

4) Concuerdo con el error en las cifras, lo había notado también, el autor imprudentemente extiende las cifras totales a Sendero. Sabemos claramente de la responsabilidad de las Fuerzas Armadas.

5) Concuerdo contigo en la necesidad de vencer a Sendero en el debate ideológico y no con leyes represivas como la ley del negacionismo.

6) Qué bueno que ambos rechacemos a Abimael, quien además de ser un cobarde asesino, era un pobre diablo intelectualmente.

¡Un abrazo, saludos!

Eddy.