jueves, 30 de agosto de 2007

CULTURA MOCHE



LA SOCIEDAD MOCHE ( 100 a.C - 700 d.C )
( hacer clic sobre la imagen para ampliar )


En el período cultural conocido como Desarrollos Regionales existió en la costa norte del Perú un pueblo poderoso y muy guerrero conocido como la sociedad Moche o Mochica.

La Cultura Mochica tuvo su hábitat en el valle homónimo, desarrollándose entre los territorios de valle de Nepeña al Sur y de Piura al Norte. Ocuparon los valles de la Leche, Lambayeque, Jequetepeque, Chicama, Moche, Virú, Chao, Santa y Nepeña.

Descubierta por el arqueólogo alemán Max Uhle, La cultura Moche históricamente fue conocida como Protochimú o Chimú Temprano, pero recibió el nombre de Moche tras los descubrimientos en el valle de Moche. También se la denomina Mochica en razón del nombre de la lengua, el muchik, que hablaban sus pobladores.

ORIGEN :
Se distinguen varias Fases culturales Moche.
Los elementos de las culturas Cupisnique (“Chavín Costeño”), Salinar, Vicús y Virú se fundieron para formar la gran cultura Moche en sus primeras épocas. Luego de este largo proceso, apareció como una síntesis regional autónoma, con mayores aportes tecnológicos e ideológicos que cualquier otra cultura nor-costeña y andina.

MOCHICAS NORTEÑOS Y MOCHICAS SUREÑOS
Inicialmente se pensó en Moche como en una unidad cultural, pero la división natural de la Costa Norte por el desierto de Paiján dividió también las manifestaciones culturales de los mochicas: Mochica del Norte y Mochica del Sur.

Los Mochicas Norteños tuvieron mayor abundancia de metales en sus tumbas (el Señor de Sipán es un ejemplo), mientras que los Mochicas del Sur fabricaron la mayoría de los huacos retratos que casi no existen entre los norteños.

La cerámica norteña es de color naranja o crema con los diseños en rojo o púrpura, mientras que los sureños utilizan utilizan el fondo blanco o crema y los motivos en rojo o en ocre.
En las construcciones norteñas se construyen pirámides con rampa, mientras que en las sureñas, no se encuentran rampas.

Hacia el final del periodo Mochica, Moche Sur llegó a opacar el poder de Moche Norte, conquistando territorios hasta Piura y Jequetepeque. Pero esta hegemonía fue breve, pues hacia el 550 d.C., esta sociedad sufrió transformaciones producto de severas sequías. Una de ellas, de 32 años, probablemente fruto de una manifestación del Fenómeno del Niño, trajo como consecuencia el desalojo de las partes bajas de los valles y el desplazamiento hacia el interior del valle.

Esto provocó un nuevo resurgimiento de la clase Moche Norteña y un debilitamiento de la Moche Sureña. Moche Norte, al final de su periodo, terminó conviviendo con la cultura Virú.
Los centros principales en Moche Norte fueron el valle del río Jequetepeque (donde se halla San José de Moro y Huaca Dos Cabezas) y el valle del río Lambayeque (donde se halla Sipán y Pampa Grande).

Los centros principales de Moche Sur fue el valle del rio Moche (donde se halla la Huaca del Sol y de la Luna) y el valle del río Chicama (donde se halla el Complejo El Brujo).

RELIGIÓN :

La vida religiosa de la Cultura Mochica giraba y se regía por el culto al Felino, el que se encuentra personificado en la divinidad de un dios supremo llamado AI APAEC, que representa a un hombre con grandes colmillos, transformándose en animal con un tocado semilunar. Este dios está identificado con viejas herencias ideológicas que vienen desde la época Chavín y complementadas con otras deidades, como la serpiente, el cóndor o el águila como máximas expresiones de poder en todo el proceso cultural andino.

Cabe poner en claro que esta inspiración espiritual, fue determinada por su observación del espacio cósmico. Hay una información antiquísima que AI APAEC, era una constelación de estrellas.

SOCIEDAD :

Se trató de una sociedad belicosa y militarista, sólidamente organizada. Las clases sociales se reducían básicamente a dos: mandatarios ( Rey o Cie quich; gobernador o Alaec; sacerdote o Pillac.) y pueblo. En los mandatarios, como el Señor de Sipán, recaía la responsabilidad suprema de la producción/distribución de los alimentos, la defensa del territorio y la ampliación de los dominios.

Se conoce mucho de los aspectos culturales Moche por la excepcional riqueza expresiva de su CERÁMICA que constituye un testimonio vivo de las actividades, costumbres, vestido y utillaje de sus gentes.

Aunque se desarrollo en la Costa, estaba mejor provista de agua que sus contemporaneos de la Costa del Sur, la cultura Nazca, área tradicionalmente más seca, y construyeron acequias y acueductos.

Empleaban el guano en la agricultura y fueron también un pueblo pescador y ganadero (utilizaron animales como la llama y el cuy o Conejo de Indias).

Emplearon la METALURGÍA del oro, la plata y el cobre. Alcanzaron en ello un elevado grado de desarrollo, y fue destinada tanto a finalidades rituales como a la fabricación de armas e instrumentos de producción agraria y de construcción..

A pesar de que existe una muestra muy reducida de objetos textiles Moche, ésta fue de excelente calidad. El material más empleado fue el algodón y en menor cantidad las fibras animales. El arte plumario estuvo asociado a los textiles, en particular para los tocados y mantos.