jueves, 10 de abril de 2014

Claves de la Primera Guerra Mundial.

La Primera Guerra Mundial

Antonio Zapata (Historiador)
Este año se cumple el centenario de la Primera Guerra Mundial que causó unas diez millones de víctimas, constituyendo el conflicto más letal de la historia universal hasta ese entonces. Como es bien conocido, ella no resolvió las contradicciones que la habían provocado y veinte años después el mundo se sumergió en la Segunda Guerra, un conflicto aún más costoso en vidas humanas.
El tema de fondo era la contradicción por la supremacía mundial entre Gran Bretaña y Alemania. El poder establecido y relativamente declinante era Inglaterra y el ascenso alemán parecía imparable. Las tensiones fueron en aumento y se formaron bloques rivales que fueron al enfrentamiento.
Gran Bretaña logró aliados más firmes, en primer lugar contaba a Francia, deseosa de una revancha por haber sido derrotada por Prusia y perdido dos provincias: Alsacia y Lorena. A continuación, los británicos atrajeron a Rusia, obligando a Alemania a combatir en dos frentes.
Mientras que, Alemania fue aliada de Austria-Hungría y Turquía. Las batallas de la Primera Guerra fueron muy sangrientas y rápidamente se estancaron, formándose las famosas trincheras que caracterizaron este conflicto. Se trató de una matanza horrible que consumió a las juventudes europeas.
La lucha no estuvo definida hasta que Estados Unidos entró a la guerra apoyando a Francia e Inglaterra. Ya para aquel entonces el poderío industrial norteamericano era superior a cualquier otra potencia. Por ello, inclinó la balanza y Alemania fue derrotada. Pero, Gran Bretaña salió muy maltrecha y exhausta, sus recursos se fueron agotando.
Así, EEUU aprovechó la derrota alemana y el desgaste inglés para ascender a la hegemonía mundial sin haber confrontado con la anterior potencia líder, sino habiéndola ayudado a superar los retos de una tercera.
Ese patrón de ascenso al liderazgo mundial habría sido bien estudiado por China contemporánea. Al igual que antes hizo EEUU, la China de hoy observa como declina Norteamérica enfrascada en guerras contra el terrorismo y las drogas, que no gana sino que consumen sus recursos. Asimismo, China ayuda a EEUU y no lo confronta, comprándole bonos del tesoro y convirtiéndose en uno de sus primeros acreedores. De este modo, China contemporánea parece estar imitando el ascenso de EEUU sobre Inglaterra.
Retornando a la Primera Guerra, el invento militar decisivo fue el tanque y comparado con la bomba atómica, la criatura de la Segunda Guerra, se evidencia el enorme salto tecnológico entre el primer conflicto y el siguiente. El tanque fue un invento de los ingleses y permitió romper las líneas de trincheras, porque atravesaba ileso la tierra de nadie y era inmune ante las ametralladoras.
Los conocidos Atlas Akal han reeditado un famoso libro de mapas sobre la Primera Guerra Mundial, trabajado por el historiador británico Martin Gilbert. Mirando estas ilustraciones se aprende lo necesario sobre la guerra en aire, mar y tierra, porque apareció tanto el submarino como la aviación militar, que bombardeó y ametralló a civiles residentes en ciudades enemigas.
La clave de la Primera Guerra fue el involucramiento completo de las sociedades. No pelearon solamente las tropas, sino que el conjunto de las fuerzas productivas se reorganizaron para sostener el esfuerzo de guerra.
Pocos resistieron el llamamiento patriota para enfrentarse con sus vecinos. Los pacifistas fueron un puñado y sufrieron la represión de los patriotas de cada bando. Pero, fueron creciendo conforme se sucedían las masacres de este horrendo combate.
Al final ganaron los pacifistas, porque el desenlace fue la revolución bolchevique en Rusia. Aunque difícil de creer, en 1917 los comunistas se impusieron luchando por una paz inmediata y su consigna era dejar las armas.
De la Primera Guerra surgieron tanto la hegemonía norteamericana como el comunismo soviético, que protagonizaron el conflicto que caracterizó el “corto siglo XX”, según la conocida definición del historiador británico Eric Hobsbawn.
Fuente: Diario La República. 09 de abril del 2014.