miércoles, 7 de marzo de 2012

Visión islámica sobre la religión cristiana.

"El cristianismo del Islam"

Por: Isaac Bigio (Historiador)

El título de esta nota puede parecer una contradicción en sí misma, pues la religión que más ha rivalizado y guerreado contra el cristianismo es, precisamente, el Islam.

Los mahometanos fueron quienes arrinconaron para siempre a las iglesias en todas las tierras bíblicas, en la mitad sur del antiguo mar cristiano del Mediterráneo y en la segunda Roma (Bizancio, hoy Estambul) y con quienes libraron tantas guerras en las cruzadas o en las 2 penínsulas que sirven de entrada a Europa (la ibérica y la balcánica).

Por más que parezca extraño a los cristianos, los musulmanes sí creen en Jesucristo, a quien no veneran los judíos pese a que Jesús nació, vivió y murió como su correligionario (en todas las cruces aparece la sigla INRI que en latín significa Jesús de Nazaret Rey de los Judíos).

Al igual que las iglesias, el Islam profesa que Jesús emergió del vientre de una virgen, que hizo milagros, que su evangelio y enseñanzas deben ser seguidos y que él va a retornar antes del juicio final.
Sin embargo, los musulmanes creen que Dios ve todo, pero nadie le ha visto, pues éste jamás ha aparecido en forma humana. Para ellos Jesús siempre predicó el monoteísmo y no que él fuese un Dios, por lo que él debe ser considerado un profeta tan igual como Abraham, Moisés o Mahoma.

Para el Islam en la cruz no murió Jesús (sino tal vez alguien parecido a él), pues Dios lo elevó a él al cielo antes de que sus enemigos lo ejecutasen. El Islam rechaza la trinidad a la que considera politeísmo, pues según su doctrina solo hay un Dios, Jesús fue un mortal que fue un mensajero suyo y el espíritu santo son ángeles como Gabriel subordinados a Dios.
El Corán se jacta de ser más monoteísta que Roma que cree en la Trinidad, la Virgen María y los Santos y reivindica a Abraham y a los profetas de los 2 testamentos, pero considera que éstos han sido corrompidos por malas traducciones, por lo que el único libro sagrado que aceptan es el dictado por Mahoma en su original en árabe, idioma en el cual todos sus fieles deben rezar.

Esta forma de interpretar a Jesús ayudó al Islam a avanzar en los primeros reductos del cristianismo en el Medio Oriente y ahora les da esperanzas en seguir progresando dentro del continente que ha sido sinónimo del cristianismo (Europa) donde pronto esperan ser el 10% de su población.

Diversas iglesias han logrado avanzar en China, Corea y otros bastiones del budismo, pero sus progresos dentro del Islam aún son limitados. La única región del mundo donde Roma derrotó a la Meca fue Iberia, la misma que pasó a convertirse en el principal difusor mundial del catolicismo, aunque ello se logró con muchas guerras, persecuciones e inquisiciones.

Fuente: Diario Correo (Perú). 29/02/12.