miércoles, 23 de noviembre de 2011

Historia y vigencia de los Windsor. Elizabeth II, cabeza del Estado y el Clero Oficial del Reino Unido.

Hacer click en lai magen para ampliar.

"Los Windsor de aniversario "

Por: Isaac Bigio (Historiador)

El domingo 20, mientras España votaba porque su mayor partido conservador y monarquista retorne al poder con su mayor votación histórica, en el único otro reino del mundo con más población y tradición imperial (el británico) sus soberanos cumplían 64 años de estar casados.


Ese día Elizabeth II y su esposo Felipe, de 85 y 90 años, respectivamente, festejaron su aniversario nupcial en una reunión privada en el milenario castillo de Windsor, el cual, además, en esa misma fecha, recordaba que 19 años atrás se salvó de su peor incendio.


Estuve esa tarde en dicha residencia cuyo nombre fue adoptado por la familia real que se apellidaba originalmente Sachsen-Coburg und Gotha, para adoptar un apellido sin raíces alemanas.


A los turistas les maravilla ese castillo con sus más de 10,000 cuadros y piezas de arte o los trofeos de numerosas conquistas militares o de donaciones (como joyas y coronas de otras monarquías).


Como historiador lo que más me sorprende es ver la capacidad que tiene esta institución tan antigua para modernizarse y reinventarse a sí misma y haberse salvado de varios incendios militares y sociales.


Pese a su origen feudal lograron encabezar la revolución industrial y hoy colideran las intervenciones militares pro-democracia en el mundo. Cuando los medios saludan los derrocamientos de Hussein, Mubarak o Gadafi pocos dicen que Elizabeth II, que celebrará en las Olimpiadas de Londres 2012 su 60avo aniversario en el trono, es la jefa de Estado no electa del Reino Unido (la única potencia occidental cuya Cámara Alta nunca ha sido electa) y de 16 países cuyos territorios esparcidos en todos los 5 continentes suman un sexto de la superficie terráquea


Muchos de quienes cuestionan a los fundamentalistas islámicos aceptan el que los Windsor hereden tanto la cabeza de sus Estados como del clero oficial, posición que no se da en ninguno de los 55 países musulmanes. Las democracias occidentales han transformado a los Windsor en la familia más fotografiada y admirada del mundo. La boda de William y Kate, la más televisada del milenio, sólo tuvo como mandatarios invitados a los de otros reinos.


A pesar de que nuestro mundo se jacta de tener hoy más gobernantes electos que en ninguna otra época, los Windsor vienen trabajando para restaurar varios monarcas. Hace menos de medio siglo la realeza española volvió al trono, luego la camboyana reemplazó a los comunistas y las emires y reyes árabes vienen potenciándose en la supuesta primavera democrática de su región (donde en Libia vuelve a ser oficial la bandera y el himno del rey Idris y en Siria quieren deponer a su gobierno pro-ALBA).


El modelo que pregonan los Windsor y siguen las realezas española y europeas es la de combinar aspectos de feudalismo y teocracia con liberalismo y democracia. Proponen ser garantes de tradición, continuidad, orden y estabilidad, al mismo tiempo que permiten parlamentos, pluralismo y 'libertad'.

Fuente: Diario Correo (Perú). 23/11/11.