domingo, 16 de octubre de 2011

El significado histórico de "1492". La fecha más importante de la historia humana.

"1492"

Por: Isaac Bigio (Internacionalista)

El 2 de octubre de 1492 es, probablemente, la fecha más importante de la historia humana. Hasta entonces en el planeta había distintas culturas que se desarrollaron sin conocerse mutuamente, pero a partir de entonces surge un mundo unificado.

En los colegios a muchos se nos enseñaba que la historia universal tiene 4 edades: la Antigua (hasta el año 476 cuando cae una de las dos Romas: la de occidente), la Media (que duró del 476 al 1453, cuando los turcos toman la otra Roma: la de oriente), la Moderna (que va hasta la Revolución francesa de 1789) y la Contemporánea.

Las dos primeras de esas 3 fechas claves se dieron en Europa y sin que la gran mayoría de la humanidad se percatase de ello. Los dos imperios romanos sólo alcanzaron a la periferia del Mar Mediterráneo (menos del 10% de la Tierra).

Hasta 1492 ningún imperio americano sabía de la existencia de cualquiera de los dos imperios romanos, quienes se desarrollaron casi totalmente desconectados del grueso de Asia y África.

El viaje de Colón, sin embargo, produjo un radical cambio de todo el mundo. Hasta entonces las Américas (un continente 4 veces mayor que Europa) había mantenido sus propias culturas completamente desconectadas del Viejo Mundo.

Éstas desarrollaron el principal alimento genéticamente modificado y el más consumido que hay (el maíz), además de otros que hoy son parte de la dieta mundial (papa, chocolate, vainilla, tomate, pavo, etc.). Varias de sus civilizaciones superan a las europeas en muchos ramos. La astronomía, matemáticas y pirámides mesoamericanas fueron más extensas (descubrieron el cero al menos mil años antes que Europa). Metrópolis (como la de México) eran más colosales y limpias que Madrid, Lisboa, París, Londres o Roma. En el siglo XVI los incas desarrollaron un imperio más grande y poblado que el que entonces tenía España y su red de caminos y puentes colgantes superó a los de Roma.

Es cierto que los vikingos colonizaron Islandia y Groenlandia a fines del primer milenio y que probablemente otros navegantes europeos, chinos, oceánicos o africanos llegaron a América antes de 1492, pero su presencia allí fue efímera o intrascendente. Pero tras la travesía de las 3 carabelas por primera vez en la historia se abrió paso a una civilización global, la cual nació con los peores holocaustos que ha habido (más del 90% de los 100 a 150 millones de americanos fueron exterminados por las plagas que trajeron los europeos y decenas de millones de africanos perecieran o fueran trasladados como esclavos hacia el "Nuevo Mundo"). A partir de allí no es que se "descubrió" América sino que Europa se descubrió hacia el mundo.

Hasta entonces ésta era una península asiática con menor población y desarrollo que otras regiones de dicho continente (como China, India o el Medio Oriente). Desde ese tiempo hasta mediados del siglo pasado Europa se convirtió por primera y única vez en el centro de la humanidad, colonizando y remodelando a la mayor parte del planeta.

Fuente: Diario Correo (Perú). 12 de Octubre del 2011.

3 comentarios:

Juan dijo...

Hola Edy, pues sí, la verdad, en 1492 se inició la verdadera revolución mundial. Yo, en mis clases siempre lo pongo como el final del Medievo, pues hace mucho tiempo que deseché la fecha de 1453 y la caída del Imperio Bizantino a manos turcas. Como en todas las revoluciones, siempre hay vencedores y vencidos. En la gran revolución de la vida de ambos mundos que trajo 1492, los perdedores fueron los indios y los ganadores los europeos. En la Revolución Industrial los perdedres fueron los trabajadores y los ganadores los burgueses. Las revolciones es lo que tienen, además, casi siempre la ganan los poderosos frente a los desheredados. Creo que los curacas incaicos no perdieron el poder, sino que convivieron con los conquistadores. Los verdaderos perderes fueron los de abajo, los incas pobres. Ya lo dijo Marx, la historia de la humanidad es la de la lucha de clases. Aún en el siglo XXI.
Saludos desde Madrid.
Juan.

EDDY W. ROMERO MEZA dijo...

El denominado encuentro de dos mundos (o choque de dos mundos para otros). Significó uno de los mayores intercambios culturales de la historia. Si bien hubo una superposición de elementos culturales occidentales sobre los amerindios (idioma, religión, costumbres), Europa no pudo evitar la influencia cultural de estas tierras descubiertas (palabras, alimentos, hábitos). Este hecho histórico se enmarca en lo que los franceses denominaron “La Mundialización”. El mundo se integro, las sociedades se aproximaron de manera traumática pero también creativa. Nacieron lo “passeur culturales” (otra categoría de origen francés”), como Garcilaso u otros que fueron “mediadores” o pasantes entre dos culturas que pronto originarían una nueva (la mestiza). El descubrimiento de América fue también el descubrimiento de Europa para extremo occidente y para sí mismos.

Amigo mío somos hijos de la historia. Herederos de culturas diversas que convergen (conflictiva y armónicamente). Hoy un peruano y un español pueden mirar este pasado sin odios y con ánimo de que hay sentido en el aproximamiento de las sociedades, pues finalmente todas forman parte de una sola.

Saludos desde Lima mi gran amigo.

Eddy.

Cayetano dijo...

Cuando el tiempo pasa lo suficiente y los hechos van quedando en la distancia histórica, la razón va ocupando el sitio que ocupaba la pasión. Y las cosas se ven con la perspectiva serena que la lejanía de los hechos permiten, sin caer en la subjetividad ni en posicionismos militantes, algo así como todavía nos ocurre a los españoles con nuestra guerra civil, que para muchos sigue estando "reciente". Con la conquista de América comienza a pasar lo que ya pasó con la romanización. Nadie ve en España a los romanos como un pueblo que asoló y destruyó, sino como una civilización que nos aportó su cultura y nos dejó su huella artística. Esto no quita para que se valore en su justa medida los excesos de unos y de otros.
Un saludo.