sábado, 20 de octubre de 2007

LA CRANEOPLASTIA ANDINA


LA DEFORMACIÓN Y TREPANACIÓN CRANEANA
La anatomía de la especie humana no ha sufrido modificaciones en los últimos milenios, pero la imagen cultural exigida de ella, en cada época y lugar, sí ha sido diferente. “La tendencia a alterar los caracteres naturales de algunas partes del cuerpo, es una de las características comunes a la naturaleza humana en todos los estados que nos son conocidos, desde el más primitivo y bárbaro hasta el más civilizado y refinado”. (Dembo e Imbelloni 1938)

LA DEFORMACIÓN CRANEANA

La deformación craneal era común en las regiones andinas ( fue realizada por las antiguas culturas Paracas, Nazca, Huari, Tiahuanaco e Inca ) consistía en la aplicación de pequeñas tablas de madera o vendajes compresivos en la cabeza del recién nacido para modificar el eje de crecimiento de la cavidad craneal.

Las deformaciones craneales tenían un propósito estético, magicorreligioso y de identificación étnica o social, como símbolo de nobleza o de identificación de las clases dirigentes. La consecuencia inmediata de la deformación es una alteración en el proceso normal de cierre de las suturas craneales. Se Concluye que la práctica de la deformación craneal intencional se encontraba muy extendida en las regiones andinas en la época precolombina.
LA TREPANACIÓN CRANEANA

La trepanación constituye uno de los ejemplos más antiguos de un procedimiento quirúrgico realizado por el ser humano, practicado desde el Neolítico en un gran número de culturas primitivas extendidas por los cinco continentes. La práctica de la trepanación y de la deformación craneal era común en las culturas precolombinas.

La trepanación en las culturas precolombinas se practicó tanto en hombres como en mujeres con fines terapéuticos -fracturas hundidas, epilepsia, cefaleas vasculares y las asociadas a deformaciones craneales intencionales- y rituales. El 5% de los cráneos muestran signos de trepanación, de los que el 80% presentan evidencias de supervivencia. Algunos tienen varios orificios en diferentes etapas de curación. Se usaban cuchillos de obsidiana con mangos de madera para trepanar, como los tumi, cuchillos ceremoniales que se empleaban para cortar el cuero cabelludo. Por otra parte, se han encontrado craneoplastias de oro y plata en algunos cráneos. Conclusiones. El éxito de la trepanación craneal era grande a pesar de los métodos e instrumentos rudimentarios con los que se practicaban.

El Dato : Durante la colonia el primer Concilio, que se reunió en Lima, en 1576, dispuso que: “la superstición de amoldar las cabezas, de los muchachos que llaman zayto-uma y palta-uma, del todo se quiten”.

El Virrey del Perú, Francisco de Toledo (1569-1581), dictó la ordenanza que reza: “Mando que ningún indio, ni india, apriete las cabezas de las criaturas recién nacidas, como lo suelen hacer mas largas, porque de haberla hecho se les ha recrecido y recrece daño, y vienen a morir dello; y de ésto tengan gran cuidado las justicias, sacerdotes y caciques en que se hagan”

Fuentes :
Recomendados :